Categorías
Iluminación

Mandala del Reloj Solar.

reloj cósmico

Mandala del Reloj Solar

Queridos amigos en el sendero de la Luz:

El Gran Ser Cósmico el Poderoso Victory, nos presenta la mandala de la unidad, para guiarnos a crear nuestro propio círculo de Unidad. Su dictado está guardado en el Volumen 26, Número 26 de las Perlas de la Sabiduría, donde encontramos los siguientes párrafos de su enseñanza:

¿No está escrito que todos huyeron – todos ellos? Y estos fueron los que estuvieron más cerca a su corazón. ¿Acaso él en ese momento no pensó en su madre y en Magdalena?

Y sin embargo él llevó la llama de la conciencia de ese Dios Todopoderoso. Él sabía que él venía de Dios, que retornaría a Dios y que podría pasar por el valle de la sombra de la muerte, inclusive la muerte misma, entrar al infierno, allí predicar a los ángeles rebeldes y después levantarse en la mañana de la resurrección. Al tercer día él aparecería de Nuevo.

Y por consiguiente, tú también tendrás que pasar – primero las pruebas del discipulado para mantener la unidad de la mandala, no distribuyéndola por miedo, no dispersándola y abandonándola en el lugar de El Morya en la búsqueda del Santo Grial, la cual esa búsqueda no es tuya. Luego saliendo, entonces de la ciudadela de la luz y en su defensa, ya sea en la Persona de Cristo o de su Comunidad, se convierte, por lo tanto, en la ruptura de la mandala como un Todo.

Los verdaderos amigos de Cristo en esta hora, por lo tanto, formen un núcleo de fuego blanco de ciento cuarenta y cuatro – doce discípulos para cada línea del reloj cósmico. Tú puedes presentarte como voluntario para llenar esas líneas, seleccionando una en la cual tú tienes, en la deliberación de tu propio corazón sobre la Presencia Yo Soy, el grandioso impulso de diligencia y servicio, fidelidad – no necesariamente la más brillante luz, pero constante, paciente, durable y una fortaleza más allá de toda tentación para no descarriarse hacia la derecha o hacia la izquierda.

¡Yo Soy Victory! Y deseo sellar con el sello de mi anillo a esos quienes reúnen las condiciones para presentarse ante las líneas del reloj, custodiando el centro como el punto de la ascensión y la venida del Cristo, y por lo tanto, proteger el mismo círculo de la jerarquía y su Comunidad, a fin de que sólo Cristo descienda ante el corazón del Enviado, para que los avatares puedan descender a través de este espiral. ¡Por lo mismo, nosotros haremos retroceder a los enemigos de los avatares que desplieguen su sombra y amenacen con causar dispensaciones que no del todo son deseables!