Categorías
Iluminación

Decreto: «Yo Soy la manifestación de Dios en el planeta Tierra».

Decretar con mucho fohat: amor, calor, ternura, pasión, entusiasmo, alegría, felicidad, regocijo, devoción, fervor, emoción, sinceridad, convicción, reverencia, energía, firmeza, seguridad, etc.

Repetir 3, 6, 9,…33 veces o en múltiplos de 3 (La ley del tres).

¡Y con plena Fe acepto conscientemente que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste! (Repetir 3 veces), ¡aquí y ahora mismo con pleno Poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la Luz y sean libres! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY!

Amén

Categorías
Iluminación

El verbo Ser, es la primera declaración del Ser y Dios.

pareja-corazon-ideas-felicidad-ser-feliz-pareja-feliz

El verbo ser, es la primera declaración del ser y Dios es la primera causa. El verbo ser siempre debemos afirmarlo de una manera positiva, ya que al hacerlo sabemos que estamos usando la energía de Dios. Cuando la gente usa esta expresión positivamente, “Yo Soy sano”, “Yo Soy una persona muy importante”, “Yo Soy rico”, “Yo Soy bueno”, está manifestando el verdadero nombre y energía de Dios de una manera positiva. En cambio, si lo hace negativamente, como “Yo Soy muy pobre”, “Yo Soy un tonto”, “Yo Soy un loco”, “Yo Soy un desgraciado”, atraerá poco a poco esa energía negativa que no es de Dios, más bien es la energía del ego humano.

Categorías
Iluminación

Fe inagotable.

enfermo_n-672xXx80

Había una vez un paciente que tenía cáncer terminal al hígado, a éste le dieron como es de costumbre no más de 6 meses de vida, inclusive le pusieron un tubo conectado a un pequeño aparato que se encargaba de hacer la función del órgano humano. Le recomendaron que por ningún momento este tubo debiera estar desconectado del aparato. Si esto sucediera, el paciente podría morir instantáneamente.

Un día alguien le recomendó hacer decretos de la llama violeta, acompañado de visualizaciones. Nada tenía que perder haciéndolo, todo estaba perdido para él, en lugar de estarse amentando, empezó a decretar y meditar constantemente visualizando su hígado completamente destrozado por el cáncer, el mismo que él sabía que estaba de un color marrón oscuro por la enfermedad. Diariamente con mucha fe y cariño, sacaba un pedacito imaginariamente de su hígado enfermo, empezaba acariciándolo con mucho amor, hablaba con él y le hacía recordar que estaba en perfectas condiciones, al mismo tiempo decretaba la llama violeta con bastante fervor, vibrante y lleno de emoción, era como si le diera vida a esa diminuta parte de su hígado, lo acariciaba, limpiaba hasta hacerle cambiar de color con sus manos.

Un color brillante de un pedacito de órgano saludable, luego imaginariamente devolvía este pedacito a su lugar en el órgano de su cuerpo, así sucesivamente sacaba otro pedacito con sus manos del órgano deteriorado, hacía lo mismo, decretaba fervorosamente, acariciaba y le daba ánimo a ese pedacito de órgano enfermo, limpiaba al extremo de que este después brillaba lleno de salud. Después de estar todo saludable lo devolvía a su lugar correspondiente en el órgano del cuerpo.

Religiosamente, lo hacía diariamente varias veces al día, este ritual era infaltable en la rutina diaria; pasaron más de 6 meses y continuaba haciéndolo, hasta que un día sucedió un accidente, el tubo se salió del aparato, lo que causó gran alarma, inmediatamente llamaron a la ambulancia y lo llevaron de emergencia al hospital donde lo esperaba un equipo de médicos, enfermeras y anestesiólogos, listos para hacer todo lo posible y salvarle la vida. Primeramente, una de las enfermeras fue y sacó una radiografía, para su sorpresa ésta no mostraba un hígado enfermo, más bien muy saludable. No lo quiso creer, nuevamente fue y sacó otra radiografía, el resultado fue el mismo, un hígado sano, por tercera vez fue y sacó otra radiografía, para esto el doctor a cargo de esta emergencia, impaciente preguntó por los resultados de la radiografía, para su asombro él vio un órgano muy saludable, no el enfermo y descolorido propio de dicha enfermedad.

Todavía incrédulo, él personalmente fue y sacó una radiografía, pues él creía que alguien le estaba haciendo bromas, sin ninguna duda el mismo pudo comprobar que los resultados fueron satisfactorios, el paciente explicó al doctor lo que estuvo haciendo después de haber sido desahuciado, ahora este doctor recomienda a sus pacientes, la misma técnica de este paciente y con bastante llama violeta.

Categorías
Iluminación

Nuestros cuerpos son capaces de crear vibraciones de diferente índole.

maxresdefaultTambién nuestros cuerpos son capaces de crear vibraciones de diferente índole, las cuales son sutiles, como vibraciones de pensamientos, sentimientos, emociones y etéricas que al salir de nuestros cuerpos pueden ser percibidas y causar ciertos efectos con aquellos seres afines, que son capaces de sentirlos. Estas vibraciones de pensamientos, sentimientos, emociones y etéricas que proyectamos llevan consigo, el sello de nuestro ser, lo que somos va a reflejar en el ambiente que nos rodea y afectará a los seres que sean capaces de sintonizarse con ellas. Si somos avarientos, envidiosos, amorosos, leales, enviaremos avaricia, envidia, amor, lealtad. Tenemos que tener cuidado de lo que existe en nuestro cuerpo emocional de nuestro ser, porque serán enviados y van a afectar en cierto modo a todo lo que nos rodea.

Son estos movimientos los que nos hacen mantener parados porque de lo contrario seríamos como algo sin forma o como un conglomerado de algo sin forma extendiéndose en el suelo. Una piedra es una piedra por sus movimientos internos en sus átomos. Al contrario, sino tuvieran esos movimientos internos, sería un montón de tierra o polvo, no estaría unido como la piedra. Por supuesto, nosotros no nos ponemos a pensar ni analizar lo que está pasando en nuestro cuerpo y alrededor. No le damos importancia a la grandeza de Dios; todo es perfecto, hasta lo más insignificante.