Categorías
espiritualidad

Las enfermedades son creadas por nuestros pensamientos.

EFE-Risas

Las enfermedades, son el producto del desorden y desarreglo de estas vibraciones, el mejor remedio está en una sonrisa, risa, expresiones de amor, felicidad, bienestar, o manifestar vibraciones positivas. Desde ahora, empieza a reírte constantemente y con más frecuencia. Si un mal pensamiento viene a tu mente, ríete a carcajadas, como si estuvieras loco, hasta que te salgan lágrimas de los ojos, si es posible, no importa que  los demás piensen que estás loco, ellos no saben lo que tú sabes, hay que vencer de hacer el ridículo, te sentirás mejor, dicen que a las enfermedades y al demonio no les gusta las carcajadas. La risa y sonrisa son la mejor medicina para el cuerpo y el alma, procura regalar éstas a los demás, ya que éstas son contagiosas, hacen el milagro de sentirse bien, además que es un regalo maravilloso para los demás al mismo tiempo es un regalo para ti mismo, curan enfermedades. Dicen que las enfermedades están representadas en nuestro cerebro (mente), existen en éste, pero como reflejo estas se manifiestan en nuestro cuerpo, en los órganos vitales, o sea que las enfermedades son creadas con nuestros pensamientos.

Categorías
Iluminación

Fe inagotable.

enfermo_n-672xXx80

Había una vez un paciente que tenía cáncer terminal al hígado, a éste le dieron como es de costumbre no más de 6 meses de vida, inclusive le pusieron un tubo conectado a un pequeño aparato que se encargaba de hacer la función del órgano humano. Le recomendaron que por ningún momento este tubo debiera estar desconectado del aparato. Si esto sucediera, el paciente podría morir instantáneamente.

Un día alguien le recomendó hacer decretos de la llama violeta, acompañado de visualizaciones. Nada tenía que perder haciéndolo, todo estaba perdido para él, en lugar de estarse amentando, empezó a decretar y meditar constantemente visualizando su hígado completamente destrozado por el cáncer, el mismo que él sabía que estaba de un color marrón oscuro por la enfermedad. Diariamente con mucha fe y cariño, sacaba un pedacito imaginariamente de su hígado enfermo, empezaba acariciándolo con mucho amor, hablaba con él y le hacía recordar que estaba en perfectas condiciones, al mismo tiempo decretaba la llama violeta con bastante fervor, vibrante y lleno de emoción, era como si le diera vida a esa diminuta parte de su hígado, lo acariciaba, limpiaba hasta hacerle cambiar de color con sus manos.

Un color brillante de un pedacito de órgano saludable, luego imaginariamente devolvía este pedacito a su lugar en el órgano de su cuerpo, así sucesivamente sacaba otro pedacito con sus manos del órgano deteriorado, hacía lo mismo, decretaba fervorosamente, acariciaba y le daba ánimo a ese pedacito de órgano enfermo, limpiaba al extremo de que este después brillaba lleno de salud. Después de estar todo saludable lo devolvía a su lugar correspondiente en el órgano del cuerpo.

Religiosamente, lo hacía diariamente varias veces al día, este ritual era infaltable en la rutina diaria; pasaron más de 6 meses y continuaba haciéndolo, hasta que un día sucedió un accidente, el tubo se salió del aparato, lo que causó gran alarma, inmediatamente llamaron a la ambulancia y lo llevaron de emergencia al hospital donde lo esperaba un equipo de médicos, enfermeras y anestesiólogos, listos para hacer todo lo posible y salvarle la vida. Primeramente, una de las enfermeras fue y sacó una radiografía, para su sorpresa ésta no mostraba un hígado enfermo, más bien muy saludable. No lo quiso creer, nuevamente fue y sacó otra radiografía, el resultado fue el mismo, un hígado sano, por tercera vez fue y sacó otra radiografía, para esto el doctor a cargo de esta emergencia, impaciente preguntó por los resultados de la radiografía, para su asombro él vio un órgano muy saludable, no el enfermo y descolorido propio de dicha enfermedad.

Todavía incrédulo, él personalmente fue y sacó una radiografía, pues él creía que alguien le estaba haciendo bromas, sin ninguna duda el mismo pudo comprobar que los resultados fueron satisfactorios, el paciente explicó al doctor lo que estuvo haciendo después de haber sido desahuciado, ahora este doctor recomienda a sus pacientes, la misma técnica de este paciente y con bastante llama violeta.

Categorías
Iluminación

El cuerpo humano tiene infinidad de vibraciones.

coro-cantar_LNCIMA20130717_0080_5El cuerpo humano tiene infinidad de vibraciones, tanto internas como externas, tanto físicas como espirituales. Decimos que internamente tenemos muchos sistemas solares o muchos movimientos en la materia. Nuestro cuerpo contiene todos los elementos químicos y físicos conocidos, por eso necesitamos vitaminas, minerales, calorías, fluidos, etc. Si tenemos esas cosas propias de la materia, tenemos movimientos sincronizados internamente como cualquier otro elemento de la tierra. Cuando hablamos o cantamos, producimos vibraciones que son ondas sonoras que salen de nuestro cuerpo y son esparcidas en diferentes direcciones, produciendo efectos a ciertas personas que son capaces de recibirlas. Nuestro cuerpo crea calor que se extiende en el espacio, aire y todo cuerpo físico a su alrededor, produciendo calor en estos cuerpos al mismo tiempo.

Categorías
espiritualidad

La Luz que podemos ver es solo parte del espectro, no lo es todo.

Light-Motion-Point-Line-Spectrum-Color

Si prendemos el televisor, vemos que cuando éste empieza a funcionar, las figuras y colores que aparecen en la pantalla, son captados del cuarto en que se encuentra el televisor donde residen las ondas del espectro, el televisor convierte estas ondas en figuras y colores que aparecen en su pantalla. Así también son los seres divinos, ángeles, maestros ascendidos, no se les puede ver, pero se encuentran en todo sitio donde estemos, algunos están siempre con nosotros. Nuestros ojos no pueden ver las ondas, señales o signos de la televisión, pero esto no significa que estas no existan alrededor de nosotros. Si uno pudiera ver todo lo que existe alrededor de nosotros, veríamos más de lo que la vista puede captar. La luz que podemos ver, es solo parte del espectro, no es el todo, ya que este no tiene principio ni fin. El universo tampoco tiene principio y fin, contrario al uso de los cinco sentidos que tienen principio y fin, o sea son limitados.