Categorías
Iluminación

Cada vez que pensamos en el ser querido que ha hecho su transición al plano espiritual.

senales-seres-queridos-fallecidos-comunicarse-nosotros

Cada vez que pensamos en el ser querido que ha hecho su transición al plano espiritual, en ese mismo instante está en conexión con él o ella, mediante  su cuerpo mental que es indestructible, con solo el hecho de fijar nuestros deseos conscientemente. Si solo conociéramos estas verdades, eliminaríamos tantas energías de pesar que gastamos vanamente, puesto que son ilusorias. Comúnmente se debe al concepto errado de la mente carnal, que identifica al cuerpo como si fuera el individuo y no queriendo reconocer al cuerpo como una vestimenta temporal usada en el plano físico para experimentar condiciones y experiencias físicas. Cuando se ama a un ser querido, uno debe extinguir y disipar esos sentimientos de dolor y desesperación, porque estos atan al ser querido, en su expresión de armonía y felicidad propios del plano en que está viviendo, nosotros en cierto modo estamos deteniendo el avance espiritual que ese ser querido a escogido, para remontarse a una nueva oportunidad, en caso que escogiera nuevamente reencarnarse. El amor debe reflejar amor en todo momento y aspectos, porque este es sinónimo de armonía, alegría, paz y felicidad.

Categorías
Iluminación

El cuerpo obedece a esta ley de perfección

Anciano-estirando-700x455

El cuerpo obedece a esta ley de perfección. Es inmune a ciertas manifestaciones inherentes a su belleza y en todo instante obedecen al modo de pensar del individuo. El hombre en ciertas edades, ni es consciente de flaquezas, el cuerpo obedece a una superioridad e invencibilidad innata, producto del modo sano de pensar. A medida que va pasando el tiempo, con la edad, el amor así mismo va decayendo hasta el extremo que el individuo, carece de seguridad en sí mismo y su modo de pensar se modifica y cambia, el cuerpo antes bello y hermoso, ahora es decadente y no refleja la ley del amor o de la vida, conduciéndolo hacia la muerte. La ley del amor es eterna, es dar mucho sin esperar en recibir, como lo es Dios. El hombre tiene que aprender a amar, puesto que es la única solución de desprenderse del ciclo de la reencarnación y por ende la liberación física, a una más real que es eterna y espiritual.

Categorías
Iluminación

Muerte: Tenemos la oportunidad de usar este nombre sagrado.

img.recantodasletras

Muerte: Tenemos la oportunidad de usar este nombre sagrado, como creamos conveniente, uno es divino y otro es humano. Ambos viven dentro de nosotros, tenemos la autoridad de usarlos, vivirlos, uno brindará felicidad y armonía, en cambio el otro brindará frivolidades, ilusiones y muerte. Lo que llamamos muerte, es simplemente una oportunidad para rehacer en armonía nuestra conciencia humana. De esta manera liberándonos de las confusiones y contrariedades en el planeta tierra, luego de este descanso lograr el suficiente conocimiento y experiencia para de nuevo volver a la vida física. El motivo de la reencarnación física es con el fin de saturar de luz este cuerpo físico hasta el extremo que se compenetre con la divina presencia de Dios.

Categorías
Iluminación

La sabiduría de Dios es la que te hace pensar.

violin

No habrá más duda que la sabiduría de Dios es la que te hace pensar, caminar, mover, la que te dirige en todas tus decisiones diarias y que no es el producto mecánico o instintivo como nos han hecho creer, lo cual es creado en un Dios falso de la conciencia humana. Debemos comprender que en cada pensamiento, conocimiento, sentimiento, está la mente de Dios que vive dentro de nosotros como el Yo Soy a la cual debemos adorar tierna e inmensamente. En la mente humana y no en la divina, el hombre ha creado superficialmente un mundo externo que no es duradero, es siempre cambiante, mostrando una vida exterior deceptiva, de la cual el hombre orgullosamente hace alarde de ser su obra verdadera, fijando sus sentidos a una imagen ficticia de una apariencia externa llena de imperfección que lo han hecho olvidar de su divinidad. Dios se está dando así mismo diariamente, Él es el dueño de toda la sabiduría, poder, benevolencia, riqueza y amor del universo. Toda expresión interna y externa le pertenece. Los hijos e hijas de Dios deberían aprender a dar amor y servir, gozando cuando se está haciendo y sin duda la expresión externa nunca sería imperfecta.