Categorías
Iluminación

El hombre debe escoger sabiamente la felicidad.

cara-cartc3b3n-feliz

El hombre debe escoger sabiamente la felicidad, alegría, paz, abundancia, salud, prosperidad y todas las grandes maravillas de la vida, ya que ésta es la voluntad y deseo de Dios. Pero en su ignorancia escoge con la ayuda del libre albedrío, enfermedad, miseria, infortunio, dolor y limitación de toda clase. El hombre fracasa en reconocer que sus pensamientos son cosas que tienen energía, que lo que se imagina, se convierte y lo que siente, atrae. Tiene que aprender a pensar por sí mismo, porque de lo contrario todo el mundo lo hará por él, ya sea por medio del radio, televisión, periódicos, el vecindario con sus insinuaciones y si esto es así, su vida será un completo fracaso. “Escoge este día a quien quieres servir” [Josué 24:15]. Dios es amor en abundancia, belleza indescriptible, sabiduría infinita, inteligencia inmensurable, absoluta paz y armonía, perfecto, supremo, omnipotente y misericordioso, está diariamente guiándonos en los diferentes caminos de la vida. Es la divina presencia y vida dentro de cada ser, uno está en esta vida para reproducir los grandes atributos y aspectos que caracterizan a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *