Categorías
Iluminación

Desde este momento voy a estar en control de mi vida.

ImageProxy

Mientras estemos mirando alrededor, culpando a todo lo que gire fuera de uno y no veamos de una manera honesta lo que está sucediendo dentro nuestro corazón, nunca seremos felices, nunca seremos libres, tenemos que tomar conciencia y responsabilidad de decir, no más, desde este momento voy a estar en control de mi vida, los errores del pasado no dictarán los acontecimientos del mañana, poco a poco voy a destruir los malos hábitos que me hacen tanto mal, que son los únicos culpables de las desgracias que me está pasando, de mi mala suerte, mientras no miremos las cosas de esta manera no tendremos salvación, nos estaremos engañando a nosotros mismos y nuestra vida no tendrá sentido ni rumbo.

La respuesta es simple, pero se necesita valentía y coraje de reconocer que nadie más que nosotros podemos remediar nuestra situación, somos quienes nos hemos metido en ese atolladero y somos los únicos que podemos ayudar a salir de este, nadie más y al hacerlo verás cómo te vas a sentir feliz, empezarás a ver la vida en diferente sentido, apreciarás mejor a todo lo que te rodea, a los que te rodean, a tus seres queridos, a tus amigos, a tu comunidad, a tu pueblo, a tu país, es un despertar maravilloso de una terrible pesadilla, pero esa respuesta y decisión que se tiene que hacer, está almacenada en nuestro corazón, donde habita nuestro Dios. Si no lo hacemos seguiremos deambulando en nuestra vida, viviendo amargados, culpando a todo lo que nos rodea, hay que decidirse a cambiar, sobre todo ponerlo en las manos y voluntad de Dios, puesto que con la ayuda de Él todo será éxito, Él siempre está ansioso de actuar y participar en nuestra vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *