Categorías
Iluminación

La creación en una danza maravillosa.

Thinking

Pero es debido a todas las corrientes opuestas que el ser humano afronta en su creación, hace de esta creación algo muy especial, que vale la pena tener experiencias humanas en el plano físico. Es algo que no se puede comparar, ya que el hombre va moldeándose así mismo y al hacerlo se convierte ensu propio maestro, porque a pesar de todas las probabilidades en su contra, dicha experiencia tiene mucho valor y poder. El hombre por naturaleza se desanima, desfallece y se impacienta, el sueño de realizar o tener éxito en sus creaciones hace del hombre a veces un ser lleno de fracaso y esto le causa dolor; pero aún así éste encontrará refugio en sus sentimientos nacidos dentro su corazón y logrará encontrar paz consigo mismo, por lo que los sufrimientos pasarán a segundo plano y esto hace de él a unser divino capaz de actuar como tal, sin importarle de los sufrimientos obtenidos durante sus vidas.

Esta conciencia es la que puede manifestarse como unidad en la dualidad física, donde las polaridades opuestas y extremas como el bien y el mal, claridad y oscuridad, etc., no tengan un impacto negativo que le pueda afectar. Nuestros viajes a ésta no son con el fin de convertir al mal en bien, oscuridad en claridad, densidad en livianés. Más bien es el deseo que esta conciencia sobreviva ante dichas polaridades y que salga victoriosa, dejando ir una vez por todas a esa dualidad y aceptar nuestra divinidad, ya que con las vivencias y experiencias en la dualidad, logrará obtener una conciencia crística que antes no poseíamos. Dios se deleita en cada paso que damos en nuestras aventuras, ya que debido a nuestra persistencia Él o Ella se está enriqueciendo, mediante nuestras experiencias en lo desconocido, porque estamos creando algo nuevo que antes no existía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *