Categorías
Iluminación

La verdadera meta en la vida es convertirnos en la conciencia del Cristo interno

el-amor-es-la-clave-maestra-que-abre-las-puertas-de-la-felicidad

La verdadera meta en la vida es convertirnos en la conciencia del Cristo interno, lograr dominar y tener autoridad sobre todas las condiciones exteriores. La ley de la precipitación debe funcionar cuando se hace con fe y seguridad. No tenemos éxito en ésta cuando no hay armonía en los sentimientos, pensamientos y acciones, cuando nos sentimos solos y abandonados, cuando nos sentimos insignificantes, inseguros, dudosos, temerosos y para eliminarlos solo necesitamos fe. Esta fe se consigue con amor hacia uno, a los demás y especialmente hacia nuestro Creador. El amor es la llave maestra para poder crear, precipitar y atraer todo lo bueno que Dios nos tiene reservado. Debemos aprender a dar amor diariamente, el amor es una actividad que necesita ser ejercitada constantemente, entre más lo hagamos, tenemos más poder para dar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *