Categorías
Iluminación

Legiones de grandes seres divinos sin cesar siempre nos acompañan en nuestra encomiable labor.

angel de la guarda

Debemos discernir y ver dentro de nosotros, nuestra verdad y que sea esta quien nos conduzca a una madurez espiritual con conocimientos sobre la ley cósmica, que es la ley de Dios. Nosotros que hemos vivido por siempre desde nuestra creación, hemos tenido buenas y malas experiencias que nos han conducido al nivel que ahora nos encontramos, nivel que nos hace acreedores ante los ojos de Dios como sus servidores, honor muy elevado, ya que esta es una de las obras más dignas del hombre. Por supuesto que en nuestra tarea no estamos solos, tenemos a nuestra disposición a legiones de grandes seres divinos que sin cesar siempre nos acompañan en nuestra encomiable labor, ellos por el amor a la humanidad y a Dios nos acompañan sin desmayar, instándonos a no desfallecer en nuestra intención de servir, inspirándonos y ayudándonos en nuestro camino de elevamiento espiritual. El hombre así se convierte en el enlace entre lo físico y divino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *