Categorías
Iluminación

Al principio nuestras experiencias fueron emocionantes y duró por un gran tiempo.

al principio

Al principio nuestras experiencias fueron emocionantes y duró por un gran tiempo, compartiendo nuestras sensaciones de felicidad con otras almas que vinieron de viaje junto con nosotros en diferentes y variadas reencarnaciones, hasta que llegó el día en que caímos en desgracia por haber de luz procedente de Dios Padre Madre, no fuimos capaces de mantener viva la luz del amor por mucho tiempo, que era la armonía de uno y no dos por toda la eternidad de nuestra existencia. Al perder nuestra conexión con el ser Supremo, fuimos objeto de creaciones imperfectas, lo que derivó en karma. Nos separamos de nuestra llama gemela voluntariamente, de Dios Padre Madre y de nuestro ser superior divino, integramos con otras almas que no eran parte de nuestra misión o plan divino. Al hacerlo fuimos creando karma con almas compañeras con quienes formamos asociaciones, originando un distanciamiento más profundo con nuestra llama gemela y con nuestro Dios Padre Madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *