Categorías
Iluminación

El hombre y la mujer han hecho una alianza

alianza

Podríamos decir, tanto el hombre y la mujer están incompletos y han hecho una alianza por conveniencia, porque ambos dependen uno del otro para subsistir en la vida, lo que quiere decir que individualmente no están usando totalmente sus energías internas. Científicamente, se dice que el hombre es 60% de energías masculinas y 40% de energías femeninas, por el otro lado, la mujer es 60% de energías femeninas y 40% de energías masculinas y esto está determinado por las hormonas y cromosomas, debe haber equilibrio entre estas para que el ser humano funcione debidamente.

El hombre depende y necesita ayuda de la mujer y ésta del hombre, ambos no están funcionando en su capacidad total, ya que están cohibiendo gran parte de sus energías, lo que ocasiona que no haya equilibrio en sus decisiones. Tradicionalmente, el hombre salía a proveer los medios de sustento para las necesidades de la familia. La mujer se quedaba en casa cuidando los hijos y quehaceres del hogar, cada uno tenía una responsabilidad específica. El hombre dependía de la mujer y la mujer del hombre, lo cual en esta relación de dependencia, ocasionaba la necesidad de control sobre la otra mitad. Esto derivaba en disconformidad y resentimiento, la mujer dependía del hombre hasta el punto que se consideraba una esclava, a la vez tenía temor de perder al hombre, ya que él le proveía los medios para sus necesidades de subsistencia.

El hombre debido a esto creía que ella le pertenecía y que tenía que acatar sus órdenes. La mujer mantenía en su interior sus deseos de independencia. El hombre en cambio, no podía desarrollarse en su mundo sin la cooperación de la mujer, sin ella era incompleto, vemos que si él triunfa en el mundo fuera de la casa, fracasa dentro de esta. Este necesita el soporte intuitivo de la mujer y hasta cierto punto significa dependencia. Ambos no pueden vivir sin el otro, cuando uno muere, el que sobrevive, no sabe cómo reaccionar, ya que ambos dependían uno del otro para subsistir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *