Categorías
Iluminación

Dios ha tenido que poner una porción de sí mismo en nosotros.

saint germain

Dios ha tenido que poner una porción de sí mismo en nosotros, para vivir dentro de nosotros y así tener una diminuta puerta que sea la encargada de transitar de lo humano a lo divino. Esta abertura está en nuestro corazón, donde el espíritu santo de Dios vive como la llama trina o la chispita de la vida. Solo podemos encontrar a Dios a través de Dios, del Dios que vive  latente dentro de cada uno de sus hijos e hijas. No lo podemos encontrar por medios físicos, porque son limitados, además nuestras emociones nos traicionan, especialmente porque el ego encubierto como intelecto, logra su objetivo desviándonos aún mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *