Categorías
Iluminación

Pensamos que no merecemos de la abundancia

angel-de-la-abundancia

Pensamos que no merecemos de la abundancia, del progreso, que estamos destinados a la pobreza, creamos un hábito de problemas y nos es difícil concebir la idea a ser acreedores de que algo bueno pueda venir hacia nosotros, no podemos vernos en el espejo del éxito y prosperidad. Hoy mismo tenemos que tomar conciencia y decidirnos en qué dirección vamos a dirigir nuestros pensamientos, si será para bien o para mal, cada uno tiene que hacer esa decisión, nadie puede decidir por usted, Dios se alineará a su nivel de conciencia para ayudarlo, Él está siempre dispuesto a ayudarlo, aunque usted  no lo quiera y no lo comprenda. Siempre le está dirigiendo ciertas personas a su vida que puedan tener impacto y trascendencia en su vida, pero a veces estamos tan oprimidos que no podemos abrir nuestra actitud, para mejorar nuestra situación. Nuestra mente y voluntad deben estar predispuestas a crear y recibir siempre lo mejor.

Muchas personas están pensando en lo malo que siempre les pasa, se levantan por la mañana con una actitud de derrota, otras se levantan llenos de optimismo, pero tan pronto salen a la calle y compran el periódico que está copado de noticias negativas, su actitud y visión cambia inmediatamente. A las personas a veces les encanta vivir como masoquistas, se torturan así mismos, nadie más que ellos son los causantes de ciertas circunstancias, ya que ellos tienen la palabra, respuesta y decisión para remediar las cosas a su conveniencia, pero la mentalidad de derrota, miseria, pobreza y mediocridad está tan arraigada, que les es difícil verse con ojos de optimismo, abundancia y prosperidad. La situación no cambiará, mientras mantenga una mentalidad negativa, por eso se debe mantener una actitud que la situación cambiará para mejor a su debido tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *