Categorías
Iluminación

Las doce piedritas.

12 piedritas

Una vez un hombre iba caminando solo cabizbajo por la orilla del mar, todo en su vida al parecer no era buena, la vida lo había golpeado frecuentemente, cuando estaba caminando vio una bolsita tirada en la arena, él pateó ésta y estaba dura, sintió curiosidad por la dureza del contenido, abrió la bolsita y vio que se trataba de doce piedritas al parecer sin importancia, ya que estas mostraban un aspecto sucio y manchado, como su estado de ánimo no era de los mejores, siguió caminando y empezó a sacar una piedrita y con toda su fuerza la tiraba hacia el mar lo más lejos posible, una y otra vez sacaba una piedrita y las iba lanzando hacia el mar.

Hasta que llegó a la última piedrita, la miró con curiosidad, ésta era limpia y brillante, era un diamante valioso y puro, dio vuelta hacia atrás y mirando hacia el mar, pensando que otras once piedritas de diamante había lanzado hacia el mar, porque el aspecto que presentaban no era como la pureza de ésta última, estuvieron todas sucias y descuidadas, él pensó que serían unas piedritas sin valor e importancia. Pero no porque estaban sucias y descuidadas, éstas habían perdido su valor, el diamante es un diamante, no importa la apariencia que presente o que no tengan un buen atractivo a nuestra vista por los maltratos obtenidos en el trayecto de su existencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *