Categorías
Iluminación

Todos somos portadores de luz

Portadores de luz

Todos somos portadores de luz

Quiero mencionar, que en realidad todos somos portadores de luz, por nuestra procedencia, otros podrían llamarlos guardianes de la luz, etc. Al decir portadores de luz, no quiero implicar que son seres superiores a los demás (por naturaleza, todos en general somos seres de luz), más bien me refiero a lo relacionado a su psicología, experiencia, longetividad (muchas vidas) y motivos. Estos seres desde niños se ven inclinados hacia la religión y espiritualidad, porque en vidas anteriores casi siempre han estado involucrados ya sea como sacerdotes, monjes o monjas, adivinos, psíquicos, etc., o sea siempre se prestaron para ser un enlace entre lo material y espiritual.

Estos sienten que su misión es el de propagar y enseñar luz, que es paz, armonía, amor y libertad. Son seres que no se ajustan a los sistemas de régimen estructurado, desde su infancia tienen inclinación de desobedecer a las autoridades dentro de su hogar o fuera de ella, siempre se han considerado como rebeldes y esto les ha causado problemas internos, como que no pertenecen a este mundo, sus ideales son peculiares y altruistas, aman la soledad, son conscientes de su situación y escogen un sendero que es conveniente para ellos, en ellos existe una remembranza de vidas anteriores y en sucesivas vidas casi siempre están escogiendo el mismo camino espiritual o relacionado a su misión en el planeta tierra.

¿Quiénes son ellos en realidad? Protestan contra la autoridad establecida, tanto en el hogar, escuela, trabajo, sociedad, etc. Son solitarios por naturaleza, se sienten desubicados, incomprendidos, son individualistas, aman a todo lo creado, como la naturaleza y todo lo que tiene vida, no ve con buenos ojos lo que está sucediendo a su alrededor, donde se abusa de los animales, ambiente, clima, naturaleza, tierra, agua y también de la humanidad. Por lo general son amables, corteses, sentimentales, serenos, sensibles, apacibles, idealistas, pasivos, ingenuos, etc. En vidas anteriores fueron el blanco de ridiculación, discriminación, marginación, persecución, etc., muchos fueron condenados a ser quemados vivos, crucificados, apedreados, devorados por las fieras y eso han creado en estos, en su alma, traumas que se manifiestan hoy en día.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *