Categorías
Iluminación

Jesús y Saint Germain

Jesús y Saint Germain

Jesús y Saint Germain

Jesús fue el Maestro de la era de Piscis. Demostró públicamente la grandeza de su corazón, sus virtudes como maestro, su vida ejemplar, en sus milagros, en su convicción como hijo de Dios. Después retornó con el ritual de la ascensión, al final de su misión en la vida a ser lo que realmente uno es, un ser radiante de luz. Es el proceso y aceleramiento de la conciencia, vibración y frecuencia de las células y átomos, con sus partículas que hace de nuestro ser, un ser radiante de luz que se culmina con la ascensión.

Cuando Jesús se compenetró con la luz interna del Cristo, debemos comprender que Él no era una excepción sino la ley. Fue perfecto ejemplo de lo que un hijo de Dios puede hacer. Saint Germain es el Maestro Ascendido de la libertad, es el patrocinador de la era de Acuario, que empezaremos aproximadamente después del año 2,012. Él fue San José, padre de Jesús, fue luego encarnado como Saint Germain, continuará con la misión ejemplar de Jesús, que es el de la libertad; pero de la libertad de conciencia espiritual. Cada dos mil años (aproximadamente), tendremos a cargo de nuestra querida tierra, un Maestro que regirá la dirección a tomar para el perfeccionamiento de nuestro ser espiritual. Los próximos dos mil años estará a cargo nuestro querido Maestro Saint Germain, con el que podemos conseguir lo que más él anhela; que es la era de oro de la humanidad y todo depende de lo que nosotros hagamos.

Saint Germain es el Maestro de la era de Acuario, él es que nos va ayudar y enseñar a encontrar el Cristo dentro de nosotros, como el ser real en este nuevo ciclo de los dos mil años. Él fue el ejemplo perfecto de la figura importante en la vida de Jesús, como padre supo con nuestra Madre María encaminar a este gran Maestro Jesús para que culminara con la profecía de su misión como el Mesías. Vino o reencarnó, como el profeta Samuel, Cristóbal Colón, se le conocía como el hombre maravilla o milagroso de Europa. Hay libros que hablan de él, que se aparecía en las cortes Europeas, en los círculos de la clase social, donde era él consejero de reyes y reinas, avisándoles y vaticinando anteladamente de los acontecimientos que iban a suceder y entre ellos estuvo la revolución Francesa, quiso formar el reino Unido de Europa, con la participación de Napoleón Bonaparte, el cual fracasó. Luego al no conseguir esto, en América ayudó a los Estados Unidos en su emancipación del dominio Inglés; inspiró a los padres de esta nueva Nación, en la redacción y firma de la Constitución, la misma que tendría como lema fundamental la libertad, la llama de la libertad, que es la llama de la Era de Acuario

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *