Categorías
Iluminación

La era de Piscis

piscis

La era de piscis

La era de piscis se caracterizaba por el desconocimiento del hombre de su capacidad potencial creadora, a la vez unida su propia falta de autoestima que lo mantenía preso de miedo y desconfianza hacia lo desconocido que impedía la aplicación de nuevos ideales, pensando que otros deberían hacerlo por ellos, a la vez esperaban el consentimiento de otros en sus experimentos y si otros tenían diferentes ideas, se cohibían de intentarlo por sus propios métodos e inclusive evitaban la cooperación con estos.

Tenía mucha importancia estar relacionados con personajes destacados de la nobleza, alta alcurnia, alta sociedad, autoridades del clero; más si eran invitados a fiestas y acontecimientos importantes, estos le causaban gestos de envidia y admiración. La aceptación por estos personajes era recibida y  ocasionaba un regocijo creando un estado de renombre en las altas esferas sociales o ante el pueblo; por consiguiente, existía inclinación de aceptar sin reproche las leyes promulgadas por estos, sean correctas o no. Las  autoridades se comparaban y medían entre ellos por el poder que poseían, por eso la gente para tener aceptación amasaba dinero, acumulaba cosas materiales y lujosas mansiones, obtenían conocimientos sobre determinada materia que la usaban en las fiestas sociales, usaban modales propios de la sociedad, estaban al día sobre la actualidad y la moda. Se daba gran importancia al bienestar social y a las comodidades.

En astrología es observado que la influencia de piscis tiene bastante inclinación para que las personas obedezcan y respeten a la autoridad. Antiguamente las autoridades de piscis, conseguían sus posiciones de autoridad por herencia, como por ejemplo reyes, reinados, nobleza; por el uso de la fuerza, como por ejemplo militares, dictadores; o por mandato divino, como por ejemplo el sacerdocio o clero. Por otro lado, la influencia de acuario tiende a desechar a la tradición autoritaria, como base en su evolución, son ellos quienes por propia iniciativa, se rebelan contra la autoridad.

Extaído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *