Categorías
Iluminación

Ciclos

ciclos

Ciclos

Cada ciclo dura 64,800 años, o sea 30 veces 2,160 años, que es la duración de un signo zodiacal según la ley de presesión de los equinoccios. Estamos en el principio de un ciclo de 30 eras. Cada ciclo se divide en 4 edades o eras de: oro, plata, bronce y piedra, con una proporción de 12, 9, 6, 3, o sea la última edad de oro duró 25,920 años (2,160 x 12 = 25,920); la edad de plata duró 19,440 años (2,160 x 9 = 19,440); la edad de bronce duró 12,960 años (2,160 x 6 = 12,960); la edad de piedra duró 6,480 años (2,160 x 3 = 6,480). De acuerdo a esto, la era de acuario debería empezar en el año 2,160, pero en las profecías hablan del retorno de Cristo para el año 2,000; vemos que ha existido una aceleración del punto vernal de nuestro planeta, coincidiendo con la entrada del sol en la constelación de acuario y el regreso de Cristo; entonces la fecha será adelantada con relación a la fecha establecida de los 2,160 años. En el año 4,320, anteriormente a la última era, cuando se encontró el sol en el equinoccio de primavera; ingresó en el signo zodiacal de Tauro, permaneciendo hasta el año 2,160, naciendo religiones ían como símbolo el becerro; en Egipto, Caldea, Asiria y Creta. Por esa era según la mitología Escandinava existía el dios Thor.

En el año 2,160 de la última era, el sol ingresa al equinoccio de primavera en el signo zodiacal de Aries, abandonando el signo zodiacal de Tauro, es la era donde Moisés recibe el mandato de ir a Egipto y liberar a los esclavos Israelitas del poder del Faraón que era un régimen dictatorial, sometiendo a las multitudes a actos del uso de la fuerza, esto da motivo al inicio de una religión que tiene como Dios a uno lleno de justicia y protección, teniendo como símbolo al carnero, que fue un símbolo de divinidad, o sea el becerro fue reemplazado por el cordero. Podemos ver que cuando Moisés después que este liberó a los esclavos, cuando se fue a orar al monte, al regresar con las tablas de los 10 mandamientos de la ley de Dios, encontró a estos orando a un becerro de oro que era el toro Egipcio de Apis, que hicieron con las joyas de todos los esclavos que llevaban consigo, en ese momento al arrojar las tablas con los 10 mandamientos él abolió al becerro como símbolo y lo reemplazó con el cordero. También Abraham sacrificó a un carnero como ofrenda hacia Dios, en lugar de sacrificar a su hijo Isaac en el monte Moria. Luego durante la vida de Jesucristo, él solía llamarse así mismo el cordero de Dios.

En el año primero de la última era, el sol ingresa al equinoccio de primavera en el signo zodiacal de Piscis, nuevamente la religión toma comando de la situación, donde Jesús con sus enseñanzas, con su don de la palabra y ejemplo, indirectamente instituyó una religión, que iba a reemplazar a las decadentes de esa época. El símbolo es un pez, los seguidores de Jesús para reconocerse mutuamente llevaban consigo el dibujo de un pez. En la mesa o en el altar como costumbre no podía faltar un plato con un pez, cuando hacían sus ritos religiosos. Se sabe de los símbolos del becerro, carnero y pez por los vestigios dejados en los monumentos y catacumbas, donde se han encontrado dibujos y esculturas, que representaban a estos como dioses. Vemos como Jesús escoge a unos humildes pescadores como sus discípulos y los insta a ser pescadores de hombres, ellos tenían que ver en algo con los peces, los milagros de Jesús también tenían que ver con los peces, la multiplicación del pan y los peces para alimentar a las

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *