Categorías
Iluminación

La naturaleza no es una fuerza enemiga

pulmón

La naturaleza no es una fuerza enemiga

Los estudios profundos de la naturaleza, hacen de nosotros conscientes de la realidad de ésta, vemos como la naturaleza no es una fuerza enemiga contra la cual tenemos que triunfar, más bien es el escenario, el campo aliado de entrenamiento donde debemos concentrarnos para obtener nuestro cambio interno y lograr nuestra transformación espiritual. Es un cambio de perspectiva hacia la realidad. Esta realidad, posee tanto un exterior como un interior y cuya perspectiva nos conducirá al entendimiento de las experiencias místicas. La realidad de pertenecer a un planeta tierra, con su naturaleza que ante los ojos de la comunidad ha ido cambiando a tal extremo que existe un sentimiento amoroso de pertenecer a ella y por ende dicho concepto se ha transformado, ahora vemos a nuestra tierra como una perla que resplandece en el infinito cielo azul del espacio. Ya no estamos separados ni divididos, somos una comunidad que tiene el mismo objetivo, aspiraciones y lo que podamos aportar individualmente tendrá resonancia colectivamente.

La tierra es un planeta frágil, dividida por ideas arcaicas del pasado, donde la desconfianza reinaba por doquier, pero debemos unirnos creando nuevos organismos, que unan a las personas más allá de las diferencias que puedan existir. Este sentimiento alentador es como un aire refrescante, que nos hace pensar que estamos en las vísperas de un cambio total del mundo, con grandes esperanzas en un futuro no muy lejano y a una humanidad más consciente y regenerada. Con el nuevo paradigma la guerra es imposible e impensable, donde es fácil encontrar a los suyos y hacer suyos a los demás, donde existe el sentimiento común de que se haga la paz y como una unidad cada uno se comprometa a estar en paz consigo mismo.

Encontramos que en este movimiento participan científicos, psicólogos, filósofos, celebridades de diferentes ramas, religiosos, espiritualistas, etc., algunos de ellos fueron acreedores a Premios Nobel, o sea es un movimiento iniciado por elementos de gran calibre intelectual, filosófico y espiritual con miras a una liberación social y de expresión, luchan por la situación desesperante de las minorías, mujeres y diferentes razas; el campo de experimentación son los países industrializados del mundo que mediante su rápida difusión han logrado un acercamiento de estas nuevas corrientes entre unas y otras. También debido a que desde un principio, las ideas y sueños de los fundadores de Estados Unidos de Norteamérica en el aspecto religioso y espiritual, vinieron con diferentes filosofías o conocimientos místicos, muchos de ellos antes de venir a este nuevo continente pertenecían a los rosacruces, hermetismo o a los masones, los cuales usaron como un estandarte para la futura evolución humana.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *