Categorías
Iluminación

Cambio y expansión de la conciencia.

cambio de expansión

Cambio y expansión de la conciencia

El cambio y expansión de la conciencia, muchas veces se debe a como estamos viendo las diferentes manifestaciones de la vida en determinado  momento; meditamos, empezamos a amar a la naturaleza que es grandiosa y sabia; escogemos y escuchamos una música especial que nos transmonta más allá de nuestros sentidos físicos; otras veces hemos sido objeto de una experiencia cercana a la muerte que nos hace recapacitar sobre el sentido de nuestra vida y existencia, sobre todo de la existencia y magnificencia de un ser superior a quien denominamos y llamamos Dios. Todo esto conduce a la iluminación del ser, que es un súbito despertar y liberación del ser real interior; el mismo que se da cuenta que dentro de su corazón existe reservas inimaginables de salud y amor. Que es capaz de usar efectivamente estos dones para su beneficio físico, emocional y mental; además que los puede usar para un bienestar general de la humanidad.

En un abrazo de fe e iluminación; viven entrelazadas experiencias místicas, descubrimientos científicos, manifestaciones de amor, diligencia de procurar el bien ajeno aun a costa del bien propio, el cambio progresivo de las religiones, el deseo de difundir a los cuatro vientos acerca de la grandiosidad de los tiempos en que estamos viviendo; ocasionando así la evolución del alma que envolverá a las masas de una creación de conciencia colectiva capaz de iluminar todo nuestro planeta. Actualmente; este movimiento está en una etapa de transición e iniciación, poco a poco estamos reconociendo la potencialidad de nuestra conciencia, el poder ilimitado de la energía y luz que hemos sido capaz de poner en acción y movimiento. Es debido a esta transformación y evidencia, hoy estamos viviendo a pasos agigantados una evolución sin precedentes en la especie humana; jamás vista en la historia de la humanidad.

Con la transformación y expansión de la conciencia humana, somos objeto de obtener experiencias sobrenaturales; de inmortalidad, eternidad, energía y luz, un despertar de conciencia, una comunión con Dios, un acercamiento a los seres divinos, un convencimiento de que no estamos solos en la tarea de nuestras vidas físicas, con una comunicación con nuestro yo superior, ser real, ser crístico o nuestra divina presencia Yo Soy.

El proceso de evolución espiritual del hombre y la humanidad es constante y aunque se mueve lenta y desapercibidamente, se mantiene firme ante la miseria, sufrimiento y destrucción en la que estamos viviendo; producto de una sociedad sin rumbo que se ha vuelto materialista y muchas veces desechando la existencia de Dios en sus vidas. Gran porcentaje de la humanidad, se está dando cuenta que a pesar del avance tecnológico, de la ciencia y un nivel de vida elevado para cierto sector de la sociedad; no produce la felicidad anhelada, ni tampoco hacen del mundo un lugar privilegiado, seguro y agradable o deseable. Esto se debe a la falta de un ser divino, un Dios que viva en el corazón de la gente y una vida donde el amor hacia lo divino sea patente; tanto en las acciones, pensamientos y sentimientos de los hombres. Como consecuencia; dando respuesta a la decadencia de virtudes, vemos el nacimiento, la evolución espontánea de este movimiento espiritual, que ha nacido en el corazón mismo de innumerables hombres y mujeres; sin importar credos, razas, países de origen, ni condición social.

La era de acuario representa el despertar de una conciencia dormida, es un conjunto de imágenes que se representa en el alma y conduce a ser tolerantes, accesibles hacia la fraternidad, hacia la reconciliación, hacia el amor, ver y vivir la vida de una manera diferente; es sentir que somos más de lo que pensamos y de lo que nos han hecho creer, es la creencia de que somos algo divino creado por Dios para su gran alegría y satisfacción, es todo el amor volcado hacia su criatura predilecta y más querida. Es el crecimiento, florecimiento interno del hombre, un procedimiento de evolución espiritual que cada día se acrecienta y no se detiene; una organización que está en movimiento, que no tiene dogmas y preceptos. No es una religión nueva, que viene a sustituir a las religiones instituidas; más bien viene a complementarse, ayudando a crear un ambiente fraternal entre todas las criaturas de Dios y brindar amor hacia todos y a todo lo creado.

Extraido del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *