Categorías
Iluminación

Experiencias que traumatizan al bebé y al alma

experiencia traumatizante

Experiencias que traumatizan al bebé y al alma

Cuando vemos películas que sacaron cuando están en el proceso del aborto y vemos el crimen que se está cometiendo, vemos como ese ser indefenso trata de esquivar y evadir la mano asesina de la que está ejecutando el aborto. Ese diminuto ser tiembla, siente un tremendo dolor cuando muchas veces es mutilado, parte por parte ese cuerpito es desgarrado y masacrado últimamente con una aspiradora (se le ve en el rostro por los gestos de dolor que experimenta); es consciente de lo que está sucediendo. Lucha por su vida sin resultado positivo, al final son las manos asesinas quienes salen ganando; al mismo tiempo el alma siente desesperación y experimenta los mismos efectos del bebé que está siendo mutilado, llora en su agonía; son experiencias que traumatizan tanto al bebé como al alma.

Muchas veces las madres de estos niños o niñas no saben lo que están haciendo y en su desesperación optan por el aborto, el cual no es una solución satisfactoria, estas madres no están conscientes del trauma que están causando tanto al bebé como al alma. En ciertos casos, de manera educativa, antes del aborto se les pasan películas a estas madres, ven el procedimiento y resultados de este, muchas madres se arrepienten, deciden tenerlos y no proceden con el aborto, en otros casos madres que han abortado viven arrepentidas y traumatizadas por el resto de sus vidas.

Los Maestros Ascendidos y seres divinos tienen deparados padres adoptivos para estos indeseados bebés, los cuales muchos de estos son padres ejemplares, con un nivel espiritual elevado que ayudará inmensamente a este bebé en su consagración espiritual y este ser que iba a ser abortado hubiera perdido la gran oportunidad de su existencia. La mano divina está siempre detrás de estos casos, lo único por la ley sagrada del libre albedrío, estos no pueden interceder por estos seres inocentes cuando están en el vientre de la madre, pero cuando estos nacen son los Maestros los que se encargan de protegerlos, los conducen hacia la persona adecuada que va a ayudar en su elevamiento espiritual, muchas veces es la misma madre arrepentida. El suicidio y el aborto no son decisiones viables para escapar de la rutinaria y monótona senda de la vida, que algunas personas son objeto, puesto que estas crean cicatrices, traumas y especialmente karma difícil de reparar. Debemos tener un respeto sublime por la vida ya que esta representa los latidos mismos de Dios dentro de uno, ese corazón noble que nos brinda vida en abundancia y a manos llenas.

Quiero mencionarle que la muerte es el acto de escoger y bloquear el flujo de la energía de Dios dentro de nosotros. Cuando escogemos bloquear este flujo desbordante de energía, nuestros órganos y células reciben menos energía, el cuerpo empieza a deteriorarse paulatinamente, la vida es una constante lucha, se nota en el comportamiento de nuestro cuerpo, el cual rehúsa mantenerse erecto y juvenil, más bien encorvado, el rostro empieza a mostrar arrugas, propios de dicha lucha y mientras más neguemos que el flujo de energía resplandeciente corra en nuestro cuerpo, este se avejentará, deteriorará y al final morirá.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *