Categorías
Iluminación

Triunfo total sobre la muerte.

triunfo total sobre la muerte

Triunfo total sobre la muerte

En el mundo occidental o la cultura occidental, se pone bastante énfasis en la muerte, somos una cultura de muerte, la gente vive obsesionada con la muerte. Jesús vino a salvar a la humanidad, a demostrarnos que la muerte no existe; fue crucificado, murió, resucitó y posteriormente ascendió; un triunfo total sobre la muerte. Ahora, nosotros decimos que nuestro Amado Jesucristo pudo vivir de nuevo o resucitar y nosotros no, puesto que Él es el hijo de Dios. Pero, nosotros también somos hijos e hijas de Dios. Acaso, constantemente no les estaba diciendo a los Apóstoles, que ellos también podían hacer lo que Él hacía, que estos no eran capaces de hacerlo por su poca fe. Ya ni siquiera se molestaba con ellos, puesto que Jesús sabía y comprendía que los apóstoles estaban en diferente nivel de conciencia espiritual.

Les decía que ellos podían curar a los enfermos, resucitar a los muertos, hacer todos los milagros como Él hacía, al mismo tiempo les hacía ver lo que les impedía, era su poca fe (ni siquiera como un granito de mostaza) pero comprendía que estos no estaban listos para hacerlo todavía, puesto que esto se logra con un aceleramiento y elevamiento espiritual. Cada vez que Jesucristo hacia milagros, Él decía a estos “ Vayan y no digan a nadie lo que hice por ustedes, yo no hice nada; ustedes lo hicieron con su fe, llegará el día en que todos los hombres harán lo mismo que yo, y mucho más, porque yo voy a mi Padre”[ Mateo 9:30-31; Juan 14:12]. Ahí está el secreto, cuando uno quiere hacer algo, no debe decir a nadie lo que está haciendo porque puede perder eficacia, ya que muchas veces las personas que nos quieren, son las primeras en desanimarnos, esto es por amor, preocupación y muchas veces por desconocimiento de las leyes cósmicas que son perfectas, puesto que fueron creadas por Dios. Otras veces son personas que simplemente no nos ven bien y no quieren que tengamos éxito en la vida. Además Jesús cada vez que hacía milagros, Él daba todo el crédito al que le había hecho el milagro ya que constantemente decía, tú lo hiciste con tu fe.

En el Nuevo Testamento, existen dos pasajes importantes que pueden reafirmar, la trascendencia de la muerte. Jesús resucita a la hija de Jairo: Llegó entonces uno de los dirigentes de la sinagoga que se llamaba Jairo y cuando vio a Jesús se postró a sus pies. Le rogaba: “Mi hija está agonizando; ven, pon tus manos sobre ella para que sane y viva” [Marcos 5:22-24, 35-43]. Jesús se fue con Jairo en medio de un gentío que lo apretaba. Jesús estaba todavía hablando, cuando se acercaron algunos de la casa del dirigente de la sinagoga, diciendo: “Tu hija ya murió”, ¿Para qué molestas ahora al Maestro? Jesús se hizo el desentendido y dijo al dirigente: “No tengas miedo, solamente ten fe.”

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *