Categorías
espiritualidad

Vida de resignación

vida de resignación

Vida de resignación

Juntarse con personas que tengan diferente concepto de la vida, ser más optimista y alegre, tener nuevos amigos que no reflejen el comportamiento de viejos amigos, un cambio total, completo, pero ustedes dirían que es difícil, ya que están acostumbrados a esa otra vida; todo lo que hacían era un hábito (hábitos son muy difíciles de erradicar). Una gran amiga se estaba divorciando, después de tener varios hijos de su primer matrimonio, cuando le sugestioné que practique el cambio expuesta en esta, ella tajantemente me dijo que eso para ella era imposible (a la miseria le gusta compañía) ya que en su familia; su abuela, su mama, sus hermanas y hermanos, todos habían fracasado en el matrimonio, que ella no sería la excepción y queestaba resignada. Toda la familia había sido programada para que fracasaran en el matrimonio, aceptaba su dura realidad que estaba también destinada a fracasar en el matrimonio, tenía una convicción concreta, una fe ciega y no había duda de lo que le iba a suceder, yo no insistí.

Pero espero que muchas puedan recapacitar, pues todo no está perdido y al final la felicidad puede estar al doblar la esquina, ya perdieron todo, que más podrían perder al intentar un cambio; cambio que originará que la persona anterior no existiría, no existe y no existirá jamás y una nueva y bellísima persona viene a la vida. La vida en si es el mejor regalo de nuestros padres físicos y de nuestro Padre Eterno. En esta vida estamos buscando la felicidad en las frivolidades y placeres de la vida, en la acumulación de cosas materiales, hay veces logramos conseguir bastante de estos y todavía no nos sentimos satisfechos, sabemos que hemos venido a ésta sin nada y nos regresaremos sin nada, nada nos pertenece, todo es prestado.

Extraído del  libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *