Categorías
Iluminación

La vida: Miles de respuestas

la vida

La vida: Miles de respuestas

Vida es una palabra con miles de connotaciones. Hablar de la vida y sus impresiones, ocasionaría miles de respuestas, como el número de habitantes de la tierra. Para alguien, es un curso de existencia largo y sin significado. Para otro, simboliza gozar y deleitar, consiguiendo los placeres terrenales abundantemente posibles. Para una tercera persona, significa experimentar y admirar la vida, hoy, en este momento. Vida, como nosotros sabemos, es una continua experiencia. Se experimenta, la percepción interna de una impresión externa registrada dentro del individuo, ya sea de una manera placentera o dolorosa, a veces es la combinación de ambas en variables proporciones. Uno puede experimentar dolor físico o dolor espiritual. De la misma manera, uno puede experimentar placer físico o placer espiritual, lo cual podemos llamar felicidad, amor y alegría.

La experiencia de la vida en la tierra, puede dividirse en tres categorías: placer, dolor y la combinación de ambos. ¿Cuál es el propósito del proceso de nacer y experimentar alternativamente, placer y dolor en un repetitivo ciclo, que termina con la muerte? Debe haber un motivo y si existe este motivo; entonces debe haber una razón, cuando llegue el momento de que todo nos conduzca a su fin con la muerte. Si la muerte significa el fin de un ciclo sin objeto ni importancia, de placer y dolor; entonces nosotros deberíamos recibir la muerte con mucho agrado. Con gran regocijo deberíamos esperar y darle la bienvenida a la muerte. Desde un principio el alma ha existido antes que el cuerpo físico y después de la muerte o transición seguirá existiendo. Nosotros somos más que cuerpos físicos; pero una gran mayoría piensa lo contrario, que son cuerpos físicos y cuando mueren es el fin de la persona para siempre; física y espiritualmente. Alguien piensa que creer que somos más que cuerpos físicos es una fantasía.

En el Cristianismo, se tiene la percepción de que la vida empieza en la concepción, al mismo tiempo el alma es creada, es verdad que la vida física empieza cuando el ser es creado en el vientre de la madre, pero esto no quiere decir que el alma no exista, pues esta, está en existencia por siempre desde la creación. Con una memoria almacenada en el cuerpo etérico que hace de esa alma única, diferenciada de otras almas, puesto que tiene un sello propio basado en un pasado peculiar que solo le pertenece a ella, de acuerdo con lo acontecido en vidas pasadas.

Vemos que el alma toma posición de la materia y según el adelanto espiritual obtenido en vidas pasadas, actuará de acuerdo a este elevamiento espiritual, esta alma si logró elevarse en conciencia, recuerda el nivel alcanzado, recuerda lo que aprendió en sus reencarnaciones y lo que aprendió después de su transición en el escalón que le fue asignado. Al recordar muchas veces encuentra el camino espiritual y la misión encomendada en esta vida. Al reconocer su plan divino esta se encamina y logra su ascensión, regresando al Padre, logrando convertirse en Dios en acción y manifestación.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *