Categorías
espiritualidad

El plan divino viene de por sí muchas veces

plan divino

El plan divino viene de por sí muchas veces

Este plan divino viene de por sí muchas veces, otras veces tenemos que ir al encuentro, pero al mismo tiempo sirve como índice o barómetro, que poco a poco nos van indicando en qué nivel estamos en nuestro contrato con Dios, en la misión que nos toca cumplir en esta vida. Sean experiencias buenas o malas, debemos mostrar gratitud, porque ellas nos enseñan y nos purifican, no solo mostrar gratitud cuando las cosas nos salen bien o todo nos va bien por el contrario deberíamos sentir mayor gratitud, cuando las cosas no nos salen bien o muchas veces cuando las cosas no nos sale como debe ser, son  también un índice de nuestro elevamiento de conciencia; entre más alto nos elevemos, las pruebas son más difíciles, un ejemplo palpable, nuestro Señor Jesucristo, tanto se elevó espiritualmente que pagó con su vida.

 Un día fui a una librería y empecé a revisar libros, de repente vi. un libro que me llamó mucho la atención, titulado Meditación Trascendental, el autor un  Indio famoso llamado Maharishi Mahesh Yogi. Empecé a hojear y leer un poquito de su contenido, me gustó la parte que leí y decidí comprarlo. Una vez en casa, empecé cautelosamente a leer letra por letra, el significado de lo que el autor quería explicar, la terminología era simple y directa. Cuando leo algún libro, tomo lo que creo conveniente que es importante para mí en ese momento, en otro momento y circunstancia puede tener diferente significado, lo demás en que no esté de acuerdo, lo pongo a un lado; puede ser que todavía no entienda lo que el autor quiera que comprenda.

Cuando tenemos un libro en nuestra mano, debemos darle importancia, ya que no es una casualidad que haya llegado a nuestras manos, todo tiene su propósito en la vida. Esta historia, simple, sencilla y común está volviéndose extensiva. Recuerdo un caso verídico, Houdini, ordenó un libro por correo, por equivocación le mandaron un libro relacionado a magia, completamente diferente a lo que él quería comprar. Al recibir el libro, al principio se sintió un poco molesto, puesto que él esperaba recibir lo que había ordenado, en lugar de devolverlo empezó a leerlo, lenta y detenidamente, poco a poco fue asimilando las explicaciones, hasta que se convirtió en el mago más famoso del mundo. Nada que llegue a nuestras manos es por casualidad, pero cuantas veces dejamos pasar la oportunidad.

Decía, que el libro de Meditación Trascendental, me hizo ver la realidad y la naturaleza de mis problemas, consciente de la raíz de todos mis males, usé la meditación que expongo en el capítulo de “Vibraciones” como base y técnica, no me desvié y seguí adelante, quería salir de la agonía alérgica, con una fe ciega en mi capacidad de lograrlo proseguí hasta conseguirlo. Hoy en día no padezco de alergias, más bien me río de ellas, esa debe ser la actitud de toda persona, a no ser que le guste ser víctima toda la vida. Mucha gente goza haciéndose la víctima, les gusta que la gente se compadezca y sienta lástima de ellos, buscan excusas para no hacerlo. Luego dicen que lo han intentado y no lo puede conseguir, que es difícil, que es imposible, ánimo, si yo lo conseguí, cualquiera puede realizarlo. Lo único que hice es pedir perdón a Dios por haber aceptado algo que no pertenece en mi cuerpo, luego me perdoné a mí mismo por consentirlo, me de-programé y programé de nuevo.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *