Categorías
espiritualidad

Tu vestimenta física ha tenido problemas de toda índole

vestimenta

Tu vestimenta física ha tenido problemas de toda índole.

Tú apareciste en el mundo físico, tu vestimenta física ha tenido problemas de toda índole, tu ser ha tenido que amoldarse a ésta para así poder funcionar adecuadamente ya que tu alma divagaba en la dualidad. En muchas de tus vidas, tu pusiste énfasis en tu esencia y propiedad de tu ser espiritual, dejando de lado otros aspectos de tu ser. En otros usaste tu poder emocional que fue la causante de tu dualidad y separación de tu creador, en otras usaste tu don mental creando tu ego. Tu tarea es unificar estas cuatro esencias: física, emocional, mental y espiritual, de tal forma que exista el equilibrio adecuado para que tu ser funcione debidamente y nuevamente funcionar como una unidad, como fue al principio de tu creación.

Si vives en la dimensión de la ilusión, el aspecto de tu ser más abandonada es la mente de tu alma. Es el medio de intuición más valioso que tienes dentro de tu corazón, el mismo que es un vehículo que te conduce a tu yo superior, a tu ser crístico, a la divina presencia, a Dios. Tu mente del alma tiene un variado y profundo almacén de fructíferas ideas creadoras del pensamiento, las mismas que pueden ser usadas cuando la persona crea conveniente. Es esa voz sutil que diariamente está tratando de dirigirnos en la dirección adecuada y correcta, pero muchas veces no la escuchamos. Con la caída del hombre, el cuerpo se fue volviendo más denso y con esta densidad el hombre no ha sido capaz de escuchar esa voz intuitiva del alma, hasta el extremo que esa voz ha sido completamente ahogada por la humanidad.

Esta voz interior silenciosamente se retiró al estado pasivo de la inactividad, convirtiéndose en una espectadora, observando en silencio con melancolía como era objeto del olvido por muchos miles de años, pero pendiente, anhelosa, a la espera de que el hombre recapacite y haga de esta voz una compañera inseparable en el caminar de la vida y existencia. Algunos han logrado reencontrarse con la voz del alma que es la divina presencia Yo Soy, la cual brilla más aún con más intensidad como nunca antes, la misma que es capaz de dirigirnos adecuadamente siempre y cuando le prestemos atención. Nos ayudará en todos los quehaceres de la vida, indicándonos específicamente que es lo que debemos hacer, será nuestra consejera, guía, ayudante y profesora. Es aquella voz interna que nos salva de accidentes, insinuando, atrasando o adelantando la salida de tu casa, en caso de accidente saldrías ileso lo mejor posible físicamente e inclusive te salvará la vida, porque tú tienes otros trabajos importantes que hacer para tu bien espiritual.

Se adelantará al lugar donde tendrás una cita importante, arreglando y coerciendo a las almas de las personas con quienes vas a tener la cita, estarás en el lugar correcto y a su debido tiempo, el tiempo se amoldará de acuerdo a tus necesidades y conveniencias, moviéndose más lenta o rápidamente y te dará lugar a completar todo lo que prometiste y deseaste hacer. Atraerás a tus seres queridos y personas con quienes tienes algo importante que compartir. Te ayudará a abrir las puertas para que todo lo bueno llegue hacia ti, para tu mejoramiento físico o espiritual, abundancia en todos los sentidos que te ayudará a ti, al mismo tiempo podrás ayudar a los demás, de acuerdo con las leyes de Dios. Ideas creativas vendrán hacia ti sin esfuerzo, ocasionando creaciones que irán ayudarte a ti y a los demás, la cual siempre estará en conjunción armónica de todo lo bello, perfecto y elevado.

Alineando tus virtudes con tu ser creador, te conviertes en un creador en el plano físico. Nosotros llevamos en nuestro corazón, esa semilla extraordinaria perteneciente a Dios, la misma que contiene todos los aspectos maravillosos de Dios, los grandes atributos de nuestro creador serán manifestados, ampliados hasta el extremo que mostrarán las cualidades de tu origen cósmico. Tu tarea es alinear armónicamente todos tus aspectos creadores que existen en tu ser divino, es tiempo de eliminar mitos, creencias del pasado, que lo único que hacían era confundir a la humanidad, logrando un lento desenvolvimiento y evolución del ser divino dentro de nosotros. Estas creencias por muchos siglos lograron desviar al ser humano de su verdadero potencial, el mismo que proviene de Dios

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *