Categorías
espiritualidad

Dios es acción dentro de nosotros

caminata

Dios es acción dentro de nosotros

Cada vez que estamos moviéndonos de un lado para otro, respirando, moviendo nuestros miembros del cuerpo, es Dios en acción dentro de nosotros quien está expresando vida a través de nuestros pensamientos, sentimientos y experiencias. Todo lo que existe en el exterior es el producto del Yo Soy interior, que nos hace pensar, sentir, respirar y todo esto es vida, pero a veces éstos los vemos como expresiones exteriores desde el punto de vista del concepto humano y no divino. Diariamente, nosotros recibimos determinada cantidad de energía, luz y debido a nuestro libre albedrío podemos usarla como creamos conveniente; es muy importante para los estudiantes de la verdad y luz saber cuándo se está empleando ésta energía de Dios de una manera positiva o negativa. Es vuestra prerrogativa de usar esa energía, para que ésta en retorno actúe de una manera de acuerdo a ciertas expectaciones.

Se tiene que ser consciente de estas enseñanzas y continuamente tenemos que estar a la expectativa de que nuestros pensamientos sean dirigidos constructivamente, ya que sin notarlo, podemos estar usándolo indebidamente, por la intervención del ego humano que nos hace vacilar en nuestro discernimiento, actuando con altanería en ciertas ocasiones, debido a veces a la preparación intelectual del individuo. Muchas veces cuando dudamos de la verdad, enseñanzas y conocimientos, es como si cerráramos las puertas bloqueando todas las bendiciones y augurios que nos pertenece. Los estudiantes cuando recién comienzan a estudiar estas enseñanzas, tienen la propensión de dudar de estos, puesto que no están acostumbrados a recibir dicha información, la mente humana ha sido objeto de recibir información errada por mucho tiempo y es lógico que no esté a veces preparada para recibir diferentes conocimientos a los que están acostumbrados.

Por naturaleza, el individuo rechaza a primer instante conocimientos que no está acostumbrado a practicar, nos han lavado el cerebro por mucho tiempo. Si uno se concentra en el Yo Soy interno, poco a poco empieza a recibir las respuestas anheladas y entre más se haga, la verdad sale a relucir. El Dios interno es el mejor profesor del mundo, puesto que es amor, sabiduría y poder. Cómo ve el estudiante y lector, estos conocimientos y enseñanzas son simples y efectivos. La efectividad al usarla consiste en poner una atención especial y escuchar silenciosa y enteramente con una mente dispuesta a aceptar sin reparos a la divina presencia y al hacerlo comprenderá la verdad que lo colmará de bendiciones al mismo tiempo lo hará libre.

Estraído del libro «Conciencia Espiritaul»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *