Categorías
espiritualidad

Equilibrio del Poder, la Sabiduría y el Amor.

llama trina en el corazon

Equilibrio del Poder, la Sabiduría y el Amor

Cuando el apóstol Pablo declaró que vuestro templo, es el templo del Espíritu Santo, también vio que llegaría el día en que muchos entre de la humanidad; serían elevados como instrumentos del Paráclito, quienes estuvieran preparados para entregarle a una era; el mandato de la gloria de Dios encarnado. La era que él vio, se encuentra aquí. Y se acerca el momento de la aparición del Espíritu Santo en el nombre del hombre y de la mujer.

Así como Juan el Bautista fue a preparar el camino para la venida del Cristo en Jesús, así viene a nosotros la hora en el poder de la Palabra hablada, a fin de preparar el camino, para preparar el camino para la venida del Cristo en manifestación completa y equilibrada dentro de nosotros. El equilibrio al nos referimos, es el equilibrio de la llama trina; la chispa de nuestra Divinidad que arde en el altar de nuestro corazón.

Esta chispa, que es la acción triple del poder, la sabiduría y del amor del Dios Padre/Madre, es el fuego sagrado que arde en el altar del templo del Espíritu Santo. Es el fuego de la Vida que como algunos de ustedes, son Guardianes de la Llama; debéis guardar. Y cuando ese fuego es adorado como la Presencia viviente del mismo Dios, entonces y sólo entonces; vuestro cuerpo se convierte en la verdadera morada del Espíritu Santo.

Debemos obtener las instrucciones de cómo ponerse la vestidura del Señor y tenemos la necesidad, de que aquellos que se presenten como estudiantes para recibir dicha vestidura, tienen que preparar el templo corporal; para la venida del espíritu Santo. Para mostraros como podéis presentaros como un sacrificio vivo [Romanos 12: 1], en el altar del Señor.

La llama trina, es el núcleo de vuestra identidad. Alrededor de ese núcleo, el Dios Padre/Madre ha amalgamado las energías que os suministran vuestra percepción autoconsciente de Dios como Espíritu y del alma como vuestro potencial viviente, para convertiros en la plenitud de Dios en manifestación. Jesús y otros que han caminado por el sendero hacia el hogar, se han convertido en la plenitud del Cristo en manifestación externa; al equilibrar la llama trina dentro del corazón.

En el principio cuando fuisteis creados en el Espíritu, esta llama era la Trinidad de la conciencia de Dios. Pero después del descenso a la forma y la subsiguiente caída de los niveles de perfección, por el abuso y la aplicación errónea del regalo del libre albedrío, los aspectos de la llama trina dejaron de manifestarse en equilibrio. Con la pérdida del equilibrio del amor, la sabiduría y el poder, llegó la pérdida de la conciencia Crística, la cual se retiró al nivel de mediadora; actuando como intermediaria entre la imperfección de la conciencia exterior en evolución y la perfección del Gran Yo Divino interior.

Los cuatro cuerpos inferiores de la humanidad, dejaron de reflejar la plenitud del amor Crístico, de la sabiduría Crística y del poder Crístico; el hombre se olvidó que su conciencia exterior no era sino el instrumento del fuego interior y de la ecuación interior que era y es la llama trina. Así, la chispa de la Vida moviéndose en el templo cuadrangular, aunque desequilibrada en su manifestación en el mundo de la forma material, tenía una contraparte en el Santo Yo Crístico, la verdadera identidad del hombre y de la mujer.

Dentro del corazón del Santo Yo Crístico, permaneció la manifestación perfecta de la llama trina; tal como estaba destinada a manifestarse  un día en el templo corporal. Ahora, mientras intentamos hacer instrumentos a los devotos del fuego sagrado de entre la humanidad, para que los miembros de la jerarquía atraviesen el velo; debemos dirigir nuestra atención a dar la instrucción necesaria que pueda ayudar a toda alma a atraer desde el Santo Yo Crístico, la acción equilibradora de la llama trina que magnetizará, incluso en el plano de la Materia; la perfección de la Sagrada Trinidad.

Por lo tanto, meditad, por favor, en igual medida sobre la llama del amor al dar el yo sin reservas, sobre la llama de la sabiduría en la aplicación de la mente a la enseñanza superior de la ley y sobre la llama del poder por medio de la obediencia a las alianzas de nuestro Hacedor. Y os pido que hagáis invocaciones a los Señores del Karma, para que os sean revelados esos impedimentos que permanecen en vuestra personalidad externa; tanto a niveles subconscientes como a niveles conscientes, los cuales impiden el flujo de una llama trina en acción equilibrada a vuestro mundo.

Cuando os sean reveladas estas condiciones, deberíais realizar el ritual sagrado de escribirlas con vuestro puño y letra; luego entregarlas al Dios Todopoderoso, en el rito del verdadero sacrificio, mediante el cual el suplicante coloca sobre el altar del fuego sagrado todo aspecto de sí mismo que sea irreal y por lo tanto, indigno de ser perpetuado en la llama de la Vida. Este es el verdadero sacrificio que se debe practicar, si ha de llegar para los devotos de esta era; la redención del Espíritu Santo

Una respuesta a «Equilibrio del Poder, la Sabiduría y el Amor.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *