Categorías
Iluminación

Que tu subconsciente crea que hoy te va a suceder cosas maravillosas

reverencia

Que tu subconsciente crea que hoy te va a suceder cosas maravillosas


Dile y hazle creer a tu subconsciente que cosas maravillosas te va a suceder hoy y este empezará a buscar estas cosas para satisfacerte y lo hará realidad. Recuerda que cada palabra que hablamos, o sonido que hacemos, va a crear armonía o discordia en nuestra vida. Podemos aplicar lo que dice: “No es lo que entra por la boca, lo que contamina el cuerpo, sino lo que sale por la boca, porque del corazón procede” [Mateo 15:11]. Cualquier palabra discordante, sarcástica, hostil y temerosa, regresará a nosotros tarde o temprano con mayor intensidad. Cada pensamiento y palabra de ti y de los demás, tienen una energía de gran poder. La voz es muy importante, porque no solo organiza el patrón de tu vida, sino que también nos brinda el deseo de vivir. Si hablamos, cantamos o entonamos con convicción, logramos unir nuestra naturaleza dividida.

Somos la creación más maravillosa conocida. Hemos sido creados para tener control de nuestras vidas y vivir en la perfección deparada por Dios para nosotros, aún todavía incrementamos más, cuando conscientemente entonamos nuestro ser por medio de cantos. Si usamos los tonos de voz positivamente, podemos obtener experiencias maravillosas, que si lo usáramos negativamente sería inconcebible. La vida es una fuerza en movimiento, de una energía que tiene su control en el tono de voz. La voz que contiene violencia, odio y deseos de herir, solo puede atraer cualidades negativas en retorno para sí mismo, es como si uno estuviera poniendo en movimiento su propia destrucción. En ese caso, nosotros nos convertimos en la palabra. Debemos comprender que la enfermedad es el resultado de haber quebrantado alguna ley de la naturaleza, como por ejemplo haber maltratado su cuerpo por mucho tiempo; aunque los remedios pueden aliviar temporalmente el malestar, el verdadero remedio está dentro del ser. Se debe examinar con cuidado sobre el resultado de la enfermedad, esta generalmente está en discordancia con la naturaleza del individuo y debemos buscar el motivo. Muchas veces tenemos que corregir hábitos que van en contra de la salud de nuestro cuerpo. Siempre paramos ocupados, al extremo que escuchamos y damos respuestas a esas llamadas, pero dentro de esas llamadas está la de Dios y no podemos escucharla porque está mezclada con muchas otras y es confundida, pero cuando caemos enfermos, es cuando nos volvemos a Dios para obtener su ayuda, o sea Dios a veces tiene oportunidad de ser escuchado, solo cuando estamos enfermos o tenemos problemas de alguna índole.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *