Categorías
Iluminación

Los niños son muy crédulos

niño y perro

Los niños son muy crédulos 

Recuerdo, cuando era niño, mis padres me decían, no hagas eso, porque te vas a lastimar, ni siquiera terminaban de hablar (decretar) cuando ya estaba lastimado, tantas veces escuchaba esas palabras y los resultados eran inmediatos, nunca fallaban. ¿Saben porque? Porque los niños son muy crédulos, especialmente si las advertencias vienen de los padres, por eso hay que tener mucho cuidado con lo que constantemente se les está diciendo a los niños. Constantemente nos están haciendo recordar que si no hacemos determinadas cosas, los resultados serán catastróficos para uno, diariamente nos están bombardeando con informaciones erradas y negativas, nosotros creemos y luego obtenemos las esperadas consecuencias. La información de un 98 % proviene de afuera, radio, televisión, periódicos, población en general, solo un 2 % proviene de nuestro interior, de Dios que vive dentro de nosotros, no lo escuchamos.

Diariamente estos nos están programando, somos una sociedad que le han lavado el cerebro, nada podemos hacer sin antes consultar con los pronósticos del tiempo o clima (casi siempre están errados y parece que fuera intencional), consultamos con el horóscopo (muchos cuando compran el periódico, es lo primero que leen). Y por supuesto no podría faltar el reloj (el objeto más importante en Estados Unidos, no se puede vivir sin él, cada cosa tiene su determinado tiempo, ni más ni menos). Es una sociedad robot, todos los días casi hacemos lo mismo, cada día es una constante y monótona repetición.

Como decía, a nosotros nos han programado a creer todo lo que nos dicen, somos una sociedad basada en la negatividad, idolatramos la miseria, está alrededor de nosotros, hacemos eco de ello, repetimos diariamente (decretamos diariamente), estamos acostumbrados y es un hábito (no puede faltar en nuestra conversación diaria). Todos los días escuchamos lo mismo, guerras, asesinatos, robos, etc., (podría decirse que somos una sociedad masoquista) no tenemos remedio, pero hay algo a nuestro favor, por eso hemos venido a la vida, para aprender en la escuela de la vida que nos brinda nuestro querido planeta tierra.

Extraido del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *