Categorías
Iluminación

El que tenga oídos, que entienda

Transfiguración de Jesús

El que tenga oídos, que entienda 

Ahora, vamos a analizar si Jesús enseñó reencarnación de acuerdo a las escrituras. Jesús dijo: Pero, si ustedes pueden entender, Juan (Bautista) es el Elías que se esperaba, el que tenga oídos, que entienda [Mateo 11:13-15]. Cuando le preguntan a Juan Bautista si él era él Elías que había vuelto de nuevo, fue evasivo y lo niega, puesto que no quería comprometer a sus seguidores y así evitar repercusiones de las autoridades políticas y eclesiásticas. Juan Bautista tenía sus discípulos y seguidores como Jesús. Pero, Juan Bautista decía siempre que él era el “Grito en el desierto” [Mateo 3:3]. Se sabía que el profeta Isaías había dicho en sus profecías que Dios mandaría al profeta Elías para que preparara el camino del Mesías y que los Judíos en el tiempo de Jesús, el “grito” era identificado en Isaías como Elías. O sea, que Elías y Juan Bautista, ambos eran “grito en el desierto” y ambos vinieron a preparar el camino del Mesías, pura coincidencia.

En las escrituras dice: Jesús tomó consigo a Pedro, Santiago y a Juan su hermano y los llevó a un cerro alto, lejos de todo. En presencia de ellos, Jesús cambió de aspecto, su cara brillaba como el sol y su ropa se puso resplandeciente como la luz. En ese momento se le aparecieron Moisés y Elías hablando con Jesús. En este pasaje, después de haber sido testigos de todo lo acontecido, los discípulos le preguntaron a Jesús: ¿Cómo dicen los Maestros de la Ley que Elías ha de venir primero? Contestó Jesús: “Bien es cierto que Elías ha de venir para restablecer el dominio de Dios. Pero sepan que Elías ya vino y no lo reconocieron, sino que lo trataron como se les antojó. Y también harán padecer al Hijo del Hombre” [Mateo 17:1-3, 10-13]. Entonces, los discípulos comprendieron que Jesús se refería a Juan Bautista que fue decapitado, mientras Elías no fue torturado como Juan Bautista. Como dice arriba, Jesús dijo: el que tenga oídos, que entienda. En otro pasaje de la Biblia, Jesús dice a sus Apóstoles: ¿Quién dice la gente que soy yo, el Hijo del Hombre? [Mateo 16:13-18]. Ellos dijeron: “Unos dicen que eres Juan Bautista, otros dicen que Elías; otros que Jeremías o alguno de los profetas.” Jesús les preguntó: ¿Y ustedes, quien dicen que soy yo? Simón contestó: “Tú eres el Cristo, e Hijo del Dios vivo.” Jesús le respondió: “Feliz eres, Simón Bar-Jona, porque no te enseñó la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los Cielos.” Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro, o sea Piedra y sobre esa piedra edificaré mi Iglesia y las fuerzas del infierno no la podrán vencer. 

Si no sé está hablando de reencarnación, de que se está hablando en ambos pasajes, se habla de personajes distintos como es Juan Bautista y Jesús, pero se les quiere atribuir y adjudicar otros personajes distintos a ellos, como Elías, Jeremías u otros profetas que vivieron en épocas diferentes, para que y porque estas preguntas y complicar las cosas. El que tenga oídos, que entienda.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *