Categorías
Iluminación

Las enfermedades son manifestaciones de nuestro modo de pensar.

tribus danzando

Las enfermedades son manifestaciones de nuestro modo de pensar  

Ciertas enfermedades como el cáncer, son manifestaciones externas que son el resultado consciente o inconsciente del modo de pensar. Estas enfermedades, no tienen poder ni inteligencia para destruirnos, son solo el producto destructivo de nuestro modo de pensar. Cambiemos el modo de pensar y cambiaremos nuestro cuerpo. Los doctores pueden remover algún tumor canceroso, pero si no logramos cambiar nuestro modo de pensar, no habrá restauración total. Cada instante, cada segundo, el cuerpo es recreado y esto es la cristalización de nuestro pensamiento.

Nosotros somos los creadores de las palabras y sus sonidos. La mayoría de todas nuestras acciones y reacciones, son el producto de nuestras palabras. Es aceptado que no se podría vivir sin el uso de las palabras y sus significados, ya que nuestro pensamiento está limitado y guiado por estos. Las palabras son herramientas necesarias y debemos tener cuidado de usar las palabras apropiadas, ya que estas crearán nuestro mundo de acuerdo a lo manifestado. Dentro de cada palabra existe ondas o vibraciones, las mismas que viajan a través del espacio como sonido. El timbre de nuestra voz tiene un poder y fuerza indescriptible que van formando nuestras vidas. Debemos comprender que la voz, eleva nuestra capacidad de crear y nuestros deseos toman forma con las ideas de la mente. El timbre de la voz o sonido es la cristalización de lo abstracto y la idea manifestada.

El cuerpo humano tiene su voz peculiar, generalmente está dominado por un mandato intelectual y solo se le permite actuar o expresarse, como la mente lo indica. Su poder creativo es esclavo de la mente, es por ese motivo siempre se está rebelando. Hay veces que ante estas limitaciones mentales, el cuerpo se rebela y estalla con gemidos de impotencia, logrando así que ciertas tensiones sean liberadas. Con frecuencia, el dolor es el resultado de la tensión y el gemido es la forma natural de aliviarlo. En culturas primitivas, se observa que para eliminar el dolor o curar usaban en sus rituales el sonido mediante el canto y el uso de los movimientos rítmicos como el baile y la danza. En ambos había una combinación de sonido y movimientos rítmicos que eran vibraciones creativas tanto para el individuo como para la tribu.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *