Categorías
Iluminación

Los Gnósticos creían en la reencarnación

ISAA

Los Gnósticos creían en la reencarnación  

Los Gnósticos creían en la reencarnación, además en Dios Padre Madre y en todo lo relacionado a la evolución del alma tanto en el plano material como en el espiritual. Se cree que los pergaminos del Mar Muerto pertenecen a los Gnósticos, los mismos que fueron descubiertos en 1947 por pastores en unas cuevas en la comunidad de Qumran en la cual demuestra y hablan de las creencias de ese tiempo, hablan sobre el misticismo de la Biblia y sobre todo de la reencarnación. Los Fariseos, otra secta religiosa de ese tiempo, también creían en la reencarnación, pues creían que las buenas almas tenían el poder de revivir y vivir nuevamente en otros cuerpos. Egipto fue el primer centro que aplicó la creencia de un solo Dios verdadero, cuando Alejandro “El Magno” conquistó Egipto y fundó la Ciudad de Alejandría (en su honor) esta fue la Capital del Mundo en ese tiempo en todos los aspectos, cultural, arte, económico, político y sobre todo religioso. Esta Ciudad fue la Luz del Mundo de ese entonces.

Dije anteriormente, que los Romanos, Egipcios y Griegos creían en la reencarnación, fueron estos los que convergieron al mismo tiempo en la época de Jesús, donde la influencia Griega con la conquista de Egipto y Palestina y las olas filosóficas de los grandes autores, oradores y estadistas Griegos como Platón, Pitágoras, Sócrates, y muchos más, los mismos que creían en la reencarnación, pues los hacían ver en sus ensayos y obras literarias. Todo esto sucedió en tiempo de Jesús, (y mucho más antes de Jesús) por eso es increíble pensar que en el principio del Cristianismo no se haya practicado o creído en la reencarnación. En los años perdidos de Jesús, se dice que viajó a Tíbet, quienes creían y creen actualmente en la reencarnación, estudió en los conventos Tibetanos todo lo que después Él predicó y enseñó en sus años como misionero en Judea. La filosofía Cristiana de Jesús fue la misma filosofía Budista, a Jesús en India se le conocía como el Maestro y Profeta Issa, quien hizo milagros, enseñó lo mismo que después enseñó y predicó con los Apóstoles.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *