Categorías
Iluminación

La ley del karma se basa en el amor divino

niños bondadosos

La ley del karma se basa en el amor divino

La ley del karma, es la ley de Dios, la misma que se basa en el amor divino, como es el dicho: “No hagas a otro, lo que no quisieras que hagan contigo.” Dios en su inmenso e infinito amor, para con sus hijos e hijas, es capaz de brindarnos la oportunidad de redimirnos, juntando a veces a enemigos irreconciliables viniendo como padres e hijos, como esposos y esposas, como hermanos y hermanas; en fin como familiares, para así mediante el amor lograr elevarnos espiritualmente, pues sabemos que solo el amor lo cura todo.

Nosotros venimos, a aprender las lecciones de la vida y del amor, la gran mayoría de estos experimentos son exitosos. Otros casos, debido a que no lograron aprender la lección, o se olvidaron las lecciones aprendidas en los retiros etéricos, acerca de la misión encomendada en la vida, estos seres que fueron enemigos y vinieron como familiares a pagar deudas. Cometen los mismos errores de vidas pasadas y vemos que padres e hijos siguen siendo enemigos e inclusive atentan contra sus vidas, perdiendo así una gran oportunidad de enmendar errores por medio del amor filial que debería existir entre estos, y por consiguiente el estancamiento, ya que constantemente deberíamos movernos hacia arriba espiritualmente, como es el designio de nuestro Padre.

Cuando somos padres de familia, logramos saldar cierto karma con el simple hecho de tener hijos y cuidar de ellos, alimentarlos, ayudarlos en todo lo posible para que logren ser exitosos en la vida, ayudarlos en sus estudios, brindándoles amor, protección, cariño, dirigirlos espiritualmente; los niños cuando nacen no pueden hacer nada por sí mismos, es la paciencia y la energía que se pone al cumplir como padre, el que nos redime ante nosotros, pero especialmente ante Dios, es uno de los motivos por el cual somos padres, para así lograr ayudarnos a nosotros mismos; porque el ser padre y especialmente madre es una misión sagrada, estamos cumpliendo con nuestro plan divino; todo lo que hagamos regresará a nosotros con creces.

Extraído del libro Conciencia Espiritual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *