Categorías
Iluminación

El concepto de perfección es interminable

reencarnacionn

El concepto de perfección es interminable 

Una de las razones porque existe la reencarnación, es para darnos muchas oportunidades como uno necesite para aprender una lección difícil. El concepto de perfección es interminable, uno continúa aprendiendo inclusive hasta después de parar completamente las reencarnaciones. Nosotros encarnamos y creamos situaciones para alguien más. En la tierra toda víctima tiene su trasgresor, todo lo bueno tiene que tener lo malo, todo líder tiene que tener su seguidor. Nosotros escogimos perfeccionar y experimentar nuestro nivel de perfección para con Dios. Algunos tomamos más tiempo que otros para lograrlo, pero todos lo lograremos al final.

Las vidas anteriores tienen en cierto modo influencia en nuestra vida actual, sin saberlo nuestra personalidad se ve afectada profundamente. Todo lo que está ocurriendo en nuestra vida se ve afectada por las decisiones en vidas pasadas. Uno puede ver los hábitos, lo que le gusta, lo que no le gusta y estos pueden ser el resultado de vidas anteriores. Si uno quiere basarse en los documentos históricos, podemos encontrar referencias acerca de la reencarnación, especialmente en la Biblia. Si es basado en religión, podemos ver que muchos creen, pero la gran mayoría en el mundo por lo menos lo tolera, como algo lógico y natural. La existencia de la reencarnación tiene más seguidores que detractores. Todas las escrituras más grandes, incluyendo religiosas como la Biblia habla sobre esta o que si esta existe como creencia, no la niegan ni tampoco dicen que es falso.

A Dios no le interesa, cuánto tiempo uno toma o cuántas vidas se necesita para perfeccionarse, lo único importante para Él, es que uno alcance la última meta, o sea la perfección total de nuestra alma. Para lograr la perfección de nuestra alma, según se dice toma un promedio de 40,000 años desde que fuimos creados por Dios (en el plano espiritual 40,000 años son fracciones de segundos, un abrir y cerrar de ojos). Esto se logra con nuestra ascensión. Cabe notar que cada día estamos ascendiendo, o sea poquito a poquito estamos elevándonos. No existe un número específico de vidas que nosotros debemos experimentar, la gran mayoría escogemos un promedio de 30 vidas, (en la religión budista se necesitan 2,000 vidas o reencarnaciones) pero existen algunos que escogen muchas más vidas por encima del promedio, puesto que estos tienen misiones especiales para ayudar a la humanidad. Otros escogen pocas vidas, porque han escogido o elegido experimentar encarnaciones más difíciles. Lo más importante en la reencarnación, no es cuantas veces lo hemos hecho, sino más bien la evolución del alma.

Extraído del libro «Conciencia Espiritual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *