Categorías
Sin categoría

Entrevista con Dios

Hablar con Dios

Entrevista con Dios

Soñé que tuve una entrevista con Dios.

Así que… ¿Me quieres entrevistar? Preguntó Dios.

Si tienes tiempo, le dije.

Dios sonrió.

La eternidad es mi tiempo.

¿Cuales son las preguntas que me quieres hacer?

¿Que te sorprende más con respecto a la humanidad?

Dios me contestó.

Me sorprende que ellos se aburran de la niñez,

que se apresuren a hacerse adultos

 y que luego añoren ser niños de nuevo.

Que se enfermen para ganar dinero

y que pierdan su dinero para recobrar la salud.

Que al preocuparse por el futuro, se olviden del presente,

de tal manera que no pueden vivir, ni en el presente, ni en el futuro.

Que vivan como si nunca fueran a morirse,

y que mueran como si nunca hubieran vivido.

Dios me dio la mano y guardamos silencio por un rato

y entonces le pregunté…. como Padre…..

 ¿Cuales son algunas de las lecciones que la vida nos enseña

y quieres que tus hijos aprendan?

Dios me contestó, sonriendo.

Que aprendan que no pueden obligar a nadie a que los quieran y que

comprendan que lo que si pueden hacer,

es dejar que los demás los quieran a ellos.

Que aprendan que no es bueno, que se comparen con los demás.

Que aprendan que el más rico no es el que más tiene,

sino el que menos necesita.

Que aprendan que en solo unos segundos,

 podemos herir profundamente a los que más queremos

y que se puede tardar muchos años en curar esas heridas.

Que aprendan a perdonar a los demás,

que aprendan que hay personas que los quieren mucho,

pero que a veces esas personas no saben expresar lo que sienten.

Que aprendan que dos personas pueden mirar la misma cosa

Y verla de dos maneras distintas.

Que aprendan que a veces no basta ser perdonados por los demás,

también hay que aprender a perdonarse así mismos.

Y que aprendan que estoy aquí.

SIEMPRE.

 

Dios vive en tu corazón como energía cósmica. Él es impersonal, es conciencia y  forma parte del mundo creado, el cual es regido por leyes cósmicas de Dios. El cuerpo físico o materia, es de origen divino, que viene a ser nada menos que la cristalización del espíritu. En conjunto todo lo viviente es solo un ser orgánico que tiene como principio fundamental a la conciencia verdadera de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *