Categorías
Iluminación

El karma es el causante que el hombre tenga que reencarnarse.

 Retorno y recurrencia

El karma es el causante que el hombre tenga que reencarnarse

Esto indica que tenemos que obrar en nuestro karma diariamente y aceptar lo que venga, ya que es algo que no podemos eludir, al hacerlo poco a poco vamos echando todo lo negativo de nuestras vidas al fuego sagrado, se puede decir que la humanidad está atado a su karma. Es importante tener en consideración que cuando estamos ayudando al universo con su karma, nos estamos ayudando tremendamente a nosotros mismos, lo que va vuelve con creces. El karma es el causante que el hombre tenga que reencarnarse, si no tuviéramos karma, no habría necesidad de reencarnarnos, la reencarnación es el producto del karma, no se pueden eludir unos a otros, el karma es la causa y la reencarnación es el efecto de nuestras experiencias y existencias,están unidos como uña y carne.

El rico equivocadamente a veces piensa que él está cosechando los buenos frutos de un pasado de buenas decisiones, puede prestar ayuda al necesitado, compartir hasta cierto punto sus bienes materiales con éste, pero eso no resuelve el problema ya que el necesitado seguirá siendo lo mismo. Tiene que pasar por esa etapa y purgarse así mismo. En otros casos el rico piensa que merece esa clase de vida y se convierte en complaciente, no pone nada de su parte para seguir sembrando semillas que le darán buenos frutos, equivoca su situación y ésta se vuelve una prueba para él, es por eso que el famoso, poderoso y lleno de riqueza se dedica a malgastar su dinero y fortuna, es egocéntrico solo piensa en sí mismo, empieza a cometer actos inmorales, a veces experimenta drogas y se vuelve drogadicto. Muchos mueren de esto y otros mueren en la miseria, a veces se vuelven arrogantes, tratan a los demás como que son los únicos que merecen todo y al hacerlo van creando karma que posteriormente tendrán que saldar, muchas veces el deseo desenfrenado de disfrutar todos los placeres materiales y sensuales no se pueden soportar puesto que no son cubiertos en su totalidad, o sea karma podríamos considerarlo como algo bueno o malo que debemos de evitar de sembrar, para así cosechar frutos en abundancia. Las acciones buenas o malas no son el fundamento esencial en la evolución espiritual, el sendero espiritual es escabroso, lleno de obstáculos que ayudan al progreso del aspirante. El rico que es premiado con riquezas debido a su buen comportamiento en vidas pasadas, puede adquirir la tendencia de alejarse del camino espiritual, creando el deseo incontenible de amasar fortuna, desviándolo así de su misión, pues se vuelve esclavo de su fortuna y buen karma. La riqueza constantemente es una prueba que se debe pasar, ya que los deseos humanos a veces logran despertar al ego humano, creando deseos que una vez satisfechos, fomenta una inclinación descontrolada de adquirir nuevos deseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *