Categorías
Iluminación

Parecen Fuegos Artificiales.

fuegos artificiales

Parecen Fuegos Artificiales

Si aprendes a verte a ti mismo, yendo todos los días en una dirección lateral y siendo renacido en cada momento; tú serás capaz de encontrarte a ti mismo en el futuro, buscando ésta en la dimensión lateral. Tú eres igual que los fuegos artificiales, saliendo como una lluvia en todo momento. Los fuegos artificiales esparcen su belleza alrededor de sí mismo. La belleza y la bondad van hacia tus hijos, tus amigos, tus nietos y hacia todo el mundo. Esta no es perdida y tú vas hacia el futuro de esa manera.

Si tú te ves a ti mismo de esta manera, serás apto para ver tu continuación en el futuro. No te encontrarán atrapado en la idea de que tú serás aniquilado. Tú no serás aprehendido en la noción de que ya no existirás nunca más después que mueras. La verdad es que tú no eres permanente, pero tampoco eres aniquilado.

¿Puedes verte a ti mismo renaciendo en todo momento en el pasado? Todos tus ancestros continúan en ti y cuando transformas los hábitos de energía, que ellos te han transmitido, tú has renacido en el pasado. Por ejemplo, posiblemente tus ancestros tenían el hábito de siempre estar corriendo, teniendo la necesidad de trabajar o haciendo algo para sobrevivir. Ellos no tuvieron el tiempo para parar a respirar y estar en contacto con las cosas maravillosas que la vida les podía ofrecer. Tú, también, solías ser así; pero ahora te has encontrado con la práctica de la atención plena. Ahora tú puedes parar, puedes respirar y estar en contacto con las cosas maravillosas de la vida de tus ancestros. Posiblemente tus ancestros genéticos o espirituales, tenían hermosos rasgos que tus padres o los maestros espirituales que has logrado encontrar durante tu vida; han fracasado de manifestarse completamente. Ahora puedes re-descubrir esas cosas en ti mismo y tú puedas revivir lo que parecía estar perdido. Eso también ha sido renacido en el pasado.

Había un veterano americano del Vietnam que yo conocí. Las guerrillas mataron a sus camaradas y él estaba decidido en buscar venganza en la gente de la aldea, donde sus camaradas habían muerto. Él hizo sándwiches de pan con rellenos de explosivos y los dejó en la entrada de la aldea. Algunos niños vinieron y encontraron los sándwiches y empezaron a comerlos. Pronto ellos empezaron a retorcerse, aullando de dolor. Sus padres corrieron a la escena, pero ya fue muy tarde. El área era muy remota, sin ambulancias y equipo médico; los niños no podían ser traídos al hospital con la urgencia necesaria. Los cinco de ellos murieron.

Después que él retornó a los Estados Unidos de América del Norte, el soldado no podía superar su culpabilidad. Su madre trató de confortarlo. Ella le dijo, “Mi hijo, esa cosas suceden en la guerra. No hay nada de lo que debes sentirte mal.” Pero aún, él sufría mucho. Cuando él se encontraba en un salón con niños, no podía soportarlo. No podía quedarse con ellos.

Durante una de mis visitas a los Estados Unidos de América del Norte, un retiro fue organizado para los veteranos de la guerra. Yo les enseñé a ellos como caminar y respirar, para así poder transformar el temor, la culpabilidad y el sufrimiento. Yo le dije a este veterano, “Tú has matado a cinco niños, eso es verdad. Pero tú puedes salvar las vidas de centenares de niños. ¿Tú sabes que cada día, decenas de miles de niños mueren por falta de alimentos y medicinas? Tú puedes traerles alimentos y medicina a alguno de ellos.” Él practicó como yo le aconsejé y esa persona, quien veinte años atrás; mató a cinco niños, inmediatamente renació en el pasado, como alguien quien salvó las vidas de muchos niños.

Aprende a observar profundamente igual que esto, para que tus pesares y falta de confianza sean transformadas. Tú tendrás nueva energía, el cual no solo brillará en el pasado, sino también que resplandecerá en el presente y en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *