Categorías
Iluminación

Dando nuestra Calor y Luz.

lovely girl with a mug of coffee

Dando nuestra Calor y Luz

Cuando la llama de una vela ha dado su luz y calor a todo lo que está a su alrededor, esa luz y esa calor, es la continuación de la vela. Esa luz y ese calor van en un plano horizontal. Para dar su luz y calor en un plano horizontal, también tiene que arder en una dirección vertical. Sin ninguna dimensión horizontal, tampoco podría haber una dimensión vertical. Y sin una dimensión vertical, así mismo no habría una dimensión horizontal.

Pregúntate a ti mismo, “¿Dónde iré después de esta?” Nuestras acciones y nuestras palabras, las cuales han sido producidas en este momento; nos lleva en una dirección linear. Pero también ellas nos llevan en una dirección lateral, porque ellas fluyen y son influenciadas por el mundo que nos rodea. Ellas pueden convertir al mundo en más hermoso y  brillante. La hermosura y brillantez, puede ir hacia el futuro. Nosotros no deberíamos ver a nuestro ser real, solamente en una dirección vertical.

Cuando yo preparo una olla de té de oolong (especie de té oriental), yo pongo las hojas dentro de la olla y derramo agua hirviendo sobre ellas. Cinco minutos después, ya tengo té para tomar. Mientras yo tomo, el té de oolong, está yendo dentro de mí. Si yo pongo más agua hirviendo, para hacer una segunda olla de té; el té de esas hojas sigue yendo dentro de mi cuerpo. Después de haber terminado el té, en la olla sólo quedan las hojas que he usado para hacer el té. Esas hojas, son solamente una mínima parte del té. El té que ingerí es una gran parte del té. Es la parte más rica y sustanciosa.

Nosotros somos lo mismo; nuestra esencia se ha ido hacia nuestros hijos, nuestros amigos y el universo completo. Nosotros tenemos que encontrarnos a sí mismos en todas las direcciones y no en las hojas de té usadas. Yo te invito a verte a ti mismo renaciendo en las formas que tú dices que no eres el mismo. Tú tienes que ver tu cuerpo, en lo que dices que no es tu cuerpo. Esto es llamado tu cuerpo, fuera de tu cuerpo.

Tú no tienes que esperar hasta que la llama de consuma totalmente, para tú poder renacer. Yo estoy renaciendo incontables veces, cada día. Cada instante es un momento de renacimiento. Mi práctica es renacer de tal manera, que las nuevas manifestaciones traerán luz, libertad y felicidad a todo el mundo. Mi práctica es no permitir que las acciones erradas causen mi renacimiento. Si yo tengo pensamientos crueles o mis palabras llevan odio en ellas, entonces esos pensamientos y palabras serán renacidos. Sería muy difícil atraparlos y regresarlos hacia atrás. Son como un caballo desbocado. Nosotros no debemos permitir que nuestras acciones del cuerpo, lenguaje y mente; nos lleve en la dirección incorrecta de acción, lenguaje y pensamiento errado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *