apreciando la tierra

Apreciando a la Tierra

Por muchos años he contado esta historia. Supongamos que dos astronautas han ido a la luna. Cuando ellos llegan, ellos tienen un accidente y se dan cuenta que sólo tienen el suficiente oxígeno para dos días. No hay ninguna esperanza que alguien venga de la Tierra a tiempo para rescatarlos. Ellos sólo tienen dos días de vida. Si tú les preguntas a ellos en ese momento: “¿Cuál es su más profundo deseo?” Ellos responderán: “Regresar a su hogar y caminar en el hermoso planeta Tierra.” Eso sería suficiente para ellos; ellos no querrían nada más. Ellos no desearían ser la cabeza de una corporación grande, una gran celebridad o presidente de los Estados Unidos. Ellos no querrían nada, excepto, regresar a la Tierra – estar caminando en la Tierra, gozando cada paso, escuchando los sonidos de la naturaleza y sosteniendo la mano de su amada; mientras contemplan la luna.

Nosotros deberíamos vivir cada día, igual que la gente, quienes han sido rescatados de la luna. Nosotros estamos en la Tierra ahora y nosotros necesitamos alegrarnos de estar caminando sobre este precioso y maravilloso planeta. El Maestro Zen Lin Chi dijo, “El milagro no es caminar sobre el agua, pero caminar sobre la Tierra.” Yo atesoro esa enseñanza. Yo simplemente disfruto caminando, inclusive en lugares muy ocupados como aeropuertos y estaciones de trenes. Y caminando así, con cada paso acariciando a nuestra Madre Tierra, podemos inspirar a otra gente que hagan lo mismo. Nosotros podemos gozar cada minuto de nuestras vidas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.