Categorías
Sin categoría

Una Hoja de Papel

hoja de papel

Una Hoja de Papel

No viniendo, no yendo,

No después, no antes.

Yo te tengo cerca,

Yo te libero para que seas libre;

Yo estoy en ti

Y tú estás en mí.

No viniendo, no yendo; es la verdadera naturaleza de la realidad. Habéis venido de la nada y regresaréis a la nada. La rosa, la nube, las montañas, las estrellas y el planeta tierra – todo es así. Su naturaleza es la naturaleza del no viniendo, no yendo. Morir, no significa que de algo, te conviertes en nada. Haber nacido, no quiere decir que de nadie más, de repente te has convertido en alguien. Hay solamente una manifestación, basada en condiciones suficientes y la cesación de la manifestación, basada en la falta de las condiciones propias.

Una hoja de papel en las cuales se han escrito estas palabras, tienen una historia. Esta página del libro, que tú mantienes en tus manos, tomó su forma en un momento simple. Eso no quiere decir, que ese fue el momento de su nacimiento. Ya estuvo ahí; como la luz del sol, como el tronco del árbol, como la nube y la tierra. El momento cuando salió de la fábrica, solamente fue el momento de su realización.

Entonces, nosotros podemos preguntar, “Querido pedacito de papel, ¿estuviste ahí antes de haber nacido?” la hoja de papel te contestará, “si, en la forma de un árbol, en la forma de la luz solar, en la forma de una nube y de la lluvia, en la forma de minerales y la tierra. El momento en que se convirtió en un pedazo de papel, fue sólo el momento de su continuación. Yo no he venido de la nada. Yo he venido del cosmos. Yo he sido un árbol, yo he sido una nube, yo he sido los rayos del sol, la tierra y así sucesivamente.

Mirando intensamente en el pedazo de papel, todavía puedes ver los árboles, la nube y los rayos del sol. Tú no tienes que irte al pasado. Esa es la ventaja de ser el mediador; tú no tienes que viajar. Tú simplemente siéntate y ve profundamente, podrás observar y reconocer todo. El pedazo de papel contiene toda la información del cosmos, incluyendo la información de las nubes, de la luz del sol, de los árboles y de la tierra. Si tú retornas alguno de estos elementos a su origen, el pedazo de papel nunca estaría ahí. Si tú devuelves los rayos del sol, al sol; no habría bosques ni papel. Esto es porque los rayos del sol están en el papel. Cuando tocas la hoja de papel, tú tocas los rayos del sol, tocas las nubes, tocas la lluvia, tocas la tierra, tocas todo el cosmos. Una manifestación contiene todo.

Si tú corres tus dedos sobre el papel, puedes sentir la nube en él. Sin la lluvia, que proviene de la nube; no habría papel. Cuando tú estás moviendo tus dedos sobre un pedazo de papel, tú estás moviendo tus dedos sobre los árboles del bosque. Con nuestros dedos, podemos tocar en el papel, el sol y todos los minerales de la tierra. Todas estas condiciones se mantienen en el papel. Cuando nosotros podemos estar en contacto con el papel, con nuestro entendimiento despierto; nosotros estamos relacionados con toda la existencia.

Cuando nosotros practicamos de ver profundamente dentro de la hoja de papel, nosotros podemos ver el bosque. Sin el bosque no habrá árboles, sin los árboles nosotros no podemos hacer el papel. Entonces, esta hoja de papel no vino de la nada; pues ha venido de algo como los árboles. Pero los árboles no son suficientes para hacer el papel. Los rayos del sol alimenta a los árboles; las nubes riegan los árboles; la tierra, los minerales y una multitud de otros fenómenos ayudan para que la hoja de papel se haga realidad. Y también debe haber un maderero o leñador, que corte los árboles, el trabajador en el restaurante que hizo los alimentos al leñador y la gente que formó la compañía que paga a los leñadores. Esas cosas no existen fuera de la hoja de papel. Ellos son uno, con el papel.

Tú puedes decir, ¿Cómo puedo identificar la hoja de papel con el bosque? El bosque está fuera del papel. Si tú remueves el bosque o la nube de la hoja de papel, la hoja de papel volará aparte. Si no hay nubes y no hay lluvia proveniente de la nube, ¿Cómo crecerían los árboles? ¿Cómo podríamos hacer pasta de papel, para conseguir y lograr producir la hoja de papel?

La hoja de papel no tiene día de nacimiento, tampoco tú tienes día de nacimiento. Tú estuviste allí antes de haber nacido. La próxima vez que festejes tu onomástico, deberías cambiar la canción a “Feliz Día de la Continuación.” Si esto es verdad, que tu cumpleaños es un día de continuación; entonces, lo que tú llamas el día de la muerte, también es un día de continuación. Si tu práctica es intensa, en el momento de la muerte, cantarás una canción llamada feliz continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *