Categorías
Sin categoría

Las Condiciones

respirar profundamente

Las Condiciones

Después de inhalar y exhalar una vez nuestra respiración, nosotros ya nos hemos convertido en una persona diferente. Desde el momento en que empezamos a leer este libro, hasta este momento; ha habido muchos cambios en nuestro cuerpo y dentro de nuestra conciencia. Muchas células han muerto y muchas células han nacido. Lo mismo es verdadero con nuestra conciencia. Los pensamientos vienen y se van, los sentimientos han nacido y han muerto. Las manifestaciones y la cesación de estas, están constantemente teniendo lugar. Nosotros no seguimos siendo el mismo, en dos consecutivos instantes. Lo mismo es verdad para el río, la llama, la nube o el girasol.

Mirando muy profundamente a una caja de fósforos, puedes ver la llama. La llama no se ha manifestado, pero tú como mediador, puedes ver la llama. Todas las condiciones son suficientes, para que la llama se manifieste. Tenemos la madera, el azufre, una superficie áspera y mis dos manos. Entonces, cuando hago contacto al fósforo, con la superficie áspera de la caja de fósforos, la llama aparece. Yo no llamaría a eso, el nacimiento de una llama; en lugar la llamaría, la manifestación de una llama.

El Buda dijo que cuando las condiciones son suficientes, tú te manifiestas a ti mismo. Cuando las condiciones ya no son suficientes, tú paras la manifestación con el fin de que se manifieste en otras formas y en otras condiciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *