Categorías
Iluminación

Gracias, Mamá.

Gracias, Mamá

Muchas gracias, para todas las que nutren a la vida. Todas las bendiciones a las Madres de nuestras vidas. Debemos honrar a Dios-Madre en todo lo que hacemos.

“Todo lo que yo soy o espero ser, se lo debo a mi Madre.” Abraham Lincoln

mamá Abraham Lincoln

 “Yo no sé exactamente cómo debe ser el cielo, pero sí sé cuando nosotros morimos y es hora de Dios para juzgarnos, Él no nos va a preguntar: ¿Cuántas cosas buenas haz realizado en tu vida? ¿Cuánto amor pusiste en todo lo que hiciste?” Madre Teresa

 “Amor empieza encargándonos de los más cercanos a nosotros, aquellos que están en casa.” Madre Teresa

 “Aprecia todo, inclusive lo ordinario;

Especialmente lo ordinario.” Pema Chodrón

mama Poema Chodrón

  

“Los brazos de una Madre están hechos con ternura

Y los hijos duermen profundamente en ellos.”

Víctor Hugo

mama victor hugo

Si yo vivo en una casa de inmaculada belleza con todo en su lugar, pero donde no hay amor, Yo Soy una ama de casa, no la que hace de esa casa un hogar.

Si yo tengo tiempo para encerar, sacar brillo y decorar todo mis logros, pero no tengo amor, mis hijos aprenderán limpieza, pero no piedad.

Si yo les grito a mis hijos cuando no siguen mis instrucciones, cuando están frustrados,  fallan en algo por cada desorden en la casa y no tienen gracia y amor, mis hijos aprenden que su mamá se preocupa más por tener las cosas hechas exactamente como su forma de ser, que de escuchar a las necesidades y a los corazones de sus hijos.

El amor deja el polvo que está buscando el reír de un niño. El amor sonríe a aquellas huellas digitales dejadas en una ventana recién limpiada. El amor limpia las lágrimas antes que se haya limpiado la leche derramada. El amor recoge al niño antes de recoger los juguetes.

El amor acepta el hecho de que Yo Soy la siempre presente “mamá”, la taxista de cada evento infantil, la consejera cuando mis hijos fracasan o son heridos.

El amor gatea con el bebé, camina con el niño de corta edad, corre con el niño y se mantiene hacia un lado cuando la juventud camina hacia la adultez.

Antes de convertirme en madre, yo tuve la gloria en tener todo por completo. Ahora yo glorifico sabiendo que Dios está en control y Su gracia es suficiente para cada día.

Todos los proyectos que tenía en mi casa y para mis hijos se han desvanecido en una insignificancia. Y lo que queda son los recuerdos o memorias de mis hijos.

Ahora ya no permanecen en mi casa las marcas en la mayoría de los muebles, platos rajados y las paredes del dormitorio llenos con imágenes pegadas, carteles, banderines y marcas de lápiz, tinta o pintura. Pero lo más grande de todo es el amor que está impregnado en mis relaciones con mis hijos.

 Adaptado de 1 Corintios 13 por: Jim Fowler

mama jim fowler

Los hombres son lo que sus madres han hecho de ellos.  Ralph Waldo Emerson

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *