Categorías
Iluminación

Desarrollando la Llama Eterna de la Madre

maria

Desarrollando la Llama Eterna de la Madre

 

Queridos Amigos en el Sendero de la Luz:

¡Feliz día de Madre a todos Ustedes!

Que la celebración de este domingo, no sólo sea a nuestras amadas Madres y a todas aquellas quienes representan al rayo femenino; pero también a todos nosotros que estamos tratando de elevar la Llama Universal de la Madre dentro de nosotros. Porque sin la Llama de la Madre, nuestros sentimientos y acciones, pueden ser difíciles de ser nutridos. Todos y cada uno de nosotros, tenemos la Llama de la Madre hasta cierto grado dentro de nuestro corazón, porque sólo así podremos relacionarnos con los demás.

Nuestra Madre María vino como el símbolo del principio y desarrollo del aspecto femenino. En su dictado encontrado en el Volumen 33, Número 36 de las Perlas de la Sabiduría; nosotros podemos obtener sus maravillosas enseñanzas en el desarrollo de la Llama de la Madre, que es necesario ser estudiado para movernos hacia nuestra maestría que nos preparará para lograr nuestra ascensión. He aquí unos cuantos párrafos para tener listos nuestros pensamientos en este estudio muy importante:

Es verdad que yo soy una científica, amados míos, y la primera lección que yo doy a mis pupilos en nuestro retiro; es sobre la ciencia de elevar la Llama de la Madre. Gentilmente, muy gentilmente, las almas de la Luz empiezan a elevar ese fuego sagrado. Y yo les demuestro a ellas a ser sensitivas cuando esa pureza, ese poder puro de la Madre; empieza casi inmediatamente [a elevarse desde el altar del chakra de la base de la espina dorsal hasta el chakra de la coronilla] para contactar nuestros registros [en los cuatro cuerpos inferiores] de todo mal uso de esa preciosa Luz.

Y así es como nuestra lección avanza, día a día. Posiblemente cada uno no elevará esa Luz, más alto que el nivel de la transmutación obtenido por cada uno, puede ser [sólo] un centésimo de pulgada. Y dentro de ese centésimo [de pulgada] existe un nivel de karma que debe ser transmutado.

Amados míos, todos aquellos quienes vienen a mi retiro, vengan, por supuesto, [a través del viaje] del alma, en sus cuerpos puros. Y para los efectos de cada ejercicio, ellos se remontan hacia atrás, al nivel del corazón del niño interno y por lo tanto, ellos son humildes y llenos de regocijo [sin trabas desde el exterior]. Y ellos en ese estado del alma, por el amor a Dios y su Cristo Jesús; muy diligentemente proseguirán los ejercicios de la llama violeta, atrayendo Luz de [su ilícita] inversión [de estos] donde quiera que sea desde el cosmos.

Poco a poco este fuego sagrado se incrementa, amados míos, nunca de una manera inconfortable. Pero yo te diré a ti, apoyando la labor que ellos proporcionan, que hay ciertos días cuando – por la acumulación y la concentración de la Luz y la invocación de la infinita energía de la nube (de igual manera como tú lo haces aquí ahora) ellos son capaces de dar ciertos incrementos en el elevamiento del fuego sagrado. Porque ese impulso es grandioso y su proceso no puede ser tan largo; debido a que puede consumir y colapsar ciertos niveles del karma que la creciente energía de la Madre puede contactar.

La ciencia es primaria; [esta es] fundamental y básica porque todo lo que tú puedas conseguir en el campo de la ciencia de la Materia del cosmos, no puede lograrse plenamente sin la participación del fuego sagrado de la Madre. Se trata de una ley, amados míos. Y si una de las obras e invenciones, [una] ofrenda sobre el altar y el servicio a la vida, o [incluso uno] varios decretos para lograr el suministro de nuestras necesidades, no son dotados por el fuego de la Madre; tampoco podrán perdurar. Porque el fuego de la Madre contrarresta la desintegración de las espirales de la Materia del universo.

Así como puedes ver, si tú podrías construir para siempre, debes saber que esas bases que deseas imponer en las Enseñanzas de la Iglesia, de los rituales [y meditaciones], y en este Hogar; pertenecen realmente a Jesús y Gautama (Buda). Y si estas bases son edificadas sin la participación del fuego sagrado, ese edificio no podrá soportar y sucumbirá. Pero si tú dotas esas bases con el fuego sagrado, ese edificio deberá soportar, no sólo en las octavas físicas, sino en las octavas espirituales de la Luz. Por lo tanto, con todas tus capacidades; siempre construye con el fuego sagrado de la Madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *