Categorías
Iluminación

Manifestando y Ocultando

manifestando y ocultando

Manifestando y Ocultando

La verdadera naturaleza de todas las cosas, es no haber nacido, no haber muerto, no haber llegado o no haber departido. Mi verdadera naturaleza, es la naturaleza del no-viniendo y del no-yendo. Cuando hay suficientes condiciones, yo me manifiesto y cuando las condiciones no son lo suficientes, yo me escondo. Yo no voy a ningún sitio. ¿A dónde voy yo? Simplemente me escondo.

Si un ser querido, recién ha muerto; tú tendrás momentos difíciles para superar dicha pérdida. Tú estarás posiblemente llorando todo el tiempo. Pero observa profundamente. Hay una medicina divina para vencer dicho dolor, es ver que tu amado no ha nacido y no muere, no ha venido como tampoco se ha ido.

Es sólo debido a nuestra incomprensión, que pensamos que la persona que amamos, ha dejado de existir después de “fallecer.” Eso es debido a que nosotros estamos apegados a una de las formas, una de las muchas manifestaciones de esa persona. Cuando esa forma ha desaparecido de nuestra vista, nosotros sufrimos y nos sentimos tristes.

La persona que amamos todavía sigue ahí. Él está alrededor de nosotros, dentro de nosotros y sonriéndonos. En nuestra ilusión no podemos reconocerlo a él y luego decimos: “Él ya no está.” Nos preguntamos una y otra vez, “¿Dónde estás? ¿Porqué me has abandonado y dejado sólo?” nuestro dolor es grande por nuestra incomprensión. Pero la nube no está perdida. Nuestro amado no se ha perdido. La nube se está manifestando en diferente forma. Nuestro amado se está manifestando en diferente forma. Si nosotros pudiéramos comprender esto, entonces sufriríamos mucho menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *