Categorías
Iluminación

Nirvana

pulgarluna

Nirvana

La in-permanencia y el no-ser, no son reglas a seguir y estos fueron dados a nosotros por el Buda. Ellas son llaves para abrir las puertas de la realidad. La idea de la permanencia es errada, entonces la enseñanza sobre la in-permanencia nos ayuda a corregir nuestro punto de vista de la permanencia. Si nos agarran en la idea de la in-permanencia, es porque todavía no lo hemos percibido como nirvana. La idea del ser es errada, entonces nosotros usamos la idea del no-ser, para curarla. Si nos agarran en la idea del no-ser, entonces, eso no es bueno para nosotros, tampoco. La in-permanencia y el no-ser son las llaves para la práctica. Ellas no son verdades absolutas. Nosotros no morimos por ellas, como tampoco matamos por ellas.

En el Budismo no hay ideas o prejuicios, en que nosotros tengamos que matar por ellas. Nosotros no matamos a la gente, simplemente porque ellos no aceptan nuestra religión. Las enseñanzas son medios muy hábiles, no son verdades absolutas. Así nosotros tenemos que decir que la in-permanencia y el no-ser, son medios muy hábiles que nos ayuda a ir en pos de la verdad; ellas no son verdades absolutas. El Buda dijo: “Mis enseñanzas son un dedo apuntando a la luna. No se queden atrapados, pensando que el dedo es la luna. Esto es porque por el dedo, tú puedes ver la luna.”

El no-ser y la in-permanencia son medios para entender la verdad; ellas mismas no son la verdad tampoco. Ellas son sólo instrumentos; no son ultimadamente la verdad. La in-permanencia no es una doctrina, por la cual tú pienses que debes luchar y morir por defenderla. Nunca debes poner a alguien en la prisión, simplemente porque ellos te contradicen a ti. Tú no debes usar un concepto en contra de otro concepto. Estos medios, nos deben conducir hacia la verdad final. El Budismo es un sendero hábil que nos ayuda a nosotros; no es un sendero de fanáticos. Los budistas nunca van a la guerra, para derramar sangre y matar miles de gente en nombre de la religión.

Porque la in-permanencia contiene dentro de sí misma, la naturaleza de nirvana, tú estás libre de ser atrapado en una idea. Cuando tú estudias y practicas estas enseñanzas, tú te liberas de las nociones y conceptos; incluyendo el concepto de la permanencia y de la in-permanencia. De esta manera, nosotros conseguimos llegar a la libertad de los sufrimientos y los temores. Esto es nirvana, el reino de Dios.

Nosotros estamos temerosos porque nuestras nociones acerca del nacimiento y muerte, aumentar y disminuir, ser y no-ser. Nirvana significa la extinción total de todas las nociones e ideas. Si nosotros pudiéramos liberarnos de todas estas nociones, podríamos tocar la paz de nuestra verdadera naturaleza.

Hay ocho conceptos básicos que sirven para alimentar nuestro temor. Ellos son las nociones del nacimiento y la muerte, el de venir e ir, lo mismo y diferente, ser y no-ser. Todas estas nociones nos impiden ser felices. Las enseñanzas son dadas para contrarrestar estas nociones que son llamadas “los ocho nos” los cuales son: no nacimiento, no muerte, no viniendo, no yendo, no lo mismo, no diferente, no ser y no no-ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *