Categorías
Iluminación

Las Olas son el Agua

oceano

Las Olas son el Agua

Cuando tú ves la superficie del océano, puedes mirar las olas que suben y bajan. Puedes describir esas olas en términos de altitud y falto de esta, grande o pequeño, muy vigoroso o poco vigoroso, más bonito o menos bonito. Tú puedes describir una ola en términos de principio y fin, de nacimiento y muerte. Todo eso se puede comparar con la dimensión histórica. En la dimensión histórica, nosotros estamos interesados en el nacimiento y la muerte, más poderoso, menos poderoso, más bonito, menos bonito, el principio y el fin y así sucesivamente.

Viendo intensamente, podemos mirar que las olas, al mismo tiempo son agua. Una ola puede ser que busque su propia naturaleza. La ola pueda sufrir por temor o por complicaciones. Una ola puede decir: “Yo no soy tan grande como las otras olas,” “Yo estoy oprimida,” “Yo no soy tan bonita como las otras olas,” “Yo he nacido y tengo que morir.” La ola puede sufrir por esas cosas, esas ideas. Pero si la ola se inclina o dobla hacia abajo y toca su verdadera naturaleza, se dará cuenta que ella es agua. Entonces su temor y complejidades desaparecerán.

El agua es libre del nacimiento y la muerte de la ola. La ola es libre de lo alto y lo bajo, más bonita y menos bonita. Tú puedes hablar en términos de más bonita o menos bonita, alto o bajo; sólo en los términos de las olas. En lo que respecta al agua, todos estos conceptos son inválidos. Nuestra verdadera naturaleza, es la naturaleza de no-nacimiento y no-muerte. Nosotros no tenemos que ir a ningún sitio, para tocar nuestra verdadera naturaleza. La ola no tiene que ir a buscar al agua, porque ella es agua. Nosotros no tenemos que ir a buscar a Dios, no tenemos que ir a buscar a las dimensiones fundamentales o nirvana; porque nosotros somos nirvana, somos Dios.

Tú eres lo que realmente, tú estás buscando. Tú ahora eres lo que quieres convertirte. Le puedes decir a la ola: “Mi querida ola, tú eres agua. Tú no tienes que ir a buscar al agua. Tu naturaleza es la naturaleza de la no-discriminación, de no-nacimiento, de no-muerte, de no-ser, y de no no-ser.” Practica como una ola. Toma el tiempo para mirar profundamente dentro de ti mismo y reconoce que tu naturaleza, es la naturaleza del no-nacimiento y el no-muerte. Tú puedes romper a través de la libertad e intrepidez de esta manera. Este método de práctica contribuirá a vivir sin temor, nos ayudará a morir pacíficamente y sin remordimientos.

Si llevas dentro de ti un profundo dolor, si has perdido a un ser querido, si tú estás viviendo con temor a la muerte, olvido y aniquilación; por favor, toma estas enseñanzas y empieza a practicarlos, Si los practicas bien, serás capaz de mirar a la nube, a la rosa, a las piedras redondeadas por las aguas o a un niño con los ojos tiernos; que el Buda nos ha trasmitido a nosotros. Tú tocarás el no-nacimiento, no-muerte, no-viniendo, no-yendo con la naturaleza verdadera. Esto te puede liberar del temor, de la ansiedad y de la pena. Entonces, tú verdaderamente tendrás cierta clase de paz que te hará más fuerte y más estable, mientras sonriente ves los eventos que suceden a tu alrededor. Viviendo de esta manera, te dará la oportunidad de ayudar a mucha gente donde estés viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *