Categorías
Iluminación

El Comando de la Palabra y la Revocación de sus Usos Ilícitos

 

Parábola del sembrador

El Comando de la Palabra y la Revocación de sus Usos Ilícitos

Queridos Amigos:

Uno de los secretos más grandes de la vida es el poder de nuestra Palabra. Porque establece las vibraciones para todas nuestras experiencias diarias. Es el poder de la creación y es responsable para todo aquello que la vida nos depara a nosotros. Así como nosotros sembramos, así cosechamos y son las palabras las que crean las energías con la que nosotros vivimos toda nuestra existencia.

Sanat Kumara nos ha enseñado muy bien acerca de esto. Debemos estudiar profundamente y buscar lo que debemos usar o no usar en nuestro lenguaje. He aquí algunos párrafos acerca de estas enseñanzas:

Aunque Dios nuestro Señor no ha destruido totalmente las semillas de los malvados en la tierra – porque su tiempo todavía no ha llegado plenamente y su presencia en la tierra, es el karma de los hijos de Dios; quienes han seguido la maldad en su manera de ser – pero el Señor ha dado a sus hijos e hijas el poder de la Palabra para invocar el juzgamiento mediante nuestro Señor Jesucristo. En efecto, es esa misma presencia en medio de la gente la que hace acelerar el retorno de la maldad a estos malvados; exigiendo responsabilidad por sus actos en contra de la Luz.

Cuando tú no invocas el juzgamiento de estos ángeles caídos  y sus semillas, entonces, los hijos de Dios; llevan esa carga en sus cuerpos y en sus almas el peso de la oscuridad, enfermedad y la muerte, donde los impíos han afilado sus lenguas como las serpientes. De este modo, los hijos de la Luz deben ser guiados por Dios; no solo para dar el comando de la Palabra, pero también para revocar el uso ilícito de los decretos dinámicos dados muchas veces ignorantemente, pero muchas veces maliciosamente por falsos chelas (estudiantes) y gurús.

El karma de esta negligencia es grave, es como un veneno de serpiente que volverá a los labios del que la envió. Se manifiesta en primer lugar como una tosquedad en el corazón, un incremento de insensibilidad por la vida y finalmente la muerte; muy a menudo las invocaciones retornan con la muerte y destrucción; como llamaradas de fuego sobre sus propias cabezas. Cuando hay odio y creación de odio, no es controlada por el uso legítimo de la Palabra como les he enseñado a todos ustedes, puede provocar la muerte psíquica o psicotrónica de sus víctimas. ¿Es este el Dios-Justicia? Amados míos, yo les pregunto, ¿Van a mantenerse de pie y ver tanta injusticia que sustituya a la llama de Dios-Justicia en la tierra?

Ningún decreto de muerte puede ser justificado, por más que una persona, personas o una nación entera hayan actuado injustamente. Nunca está dentro del derecho del hijo o los hijos de Dios de decretar muerte, destrucción o enfermedad a cualquier otra parte de la vida – incluso sobre las semillas de los perversos, inclusive cuando miles o millones de gente hayan actuado erróneamente. Pero es de absoluto Dios-Responsabilidad de la gente que reviertan las olas de energía negativa que martillea la ciudadela de la conciencia y la comunidad del Espíritu Santo con la furia de un huracán y el fuego infernal de los demonios; quienes por supuesto cabalgan en los torrentes traicioneros de esas tempestades de venganza e insultos.

Para revertir la marea del odio y la creación del odio, no sólo es un asunto legal, pero yendo al extremo de la recepción de dicha maldición mortal; puede ser una cuestión de vida o muerte y debemos comprender y aplicar el aspecto de la ciencia de la Palabra Hablada. Nosotros podemos ver el efecto del mal uso de la Palabra por el poder de la lengua con la desintegración del cuerpo físico por medio de la malicia que provocó una malignidad.

Amados míos, yo digo que todos los seres humanos tienen el derecho divino, así como Dios protegería el derecho de cada uno – ya sea el de los ángeles caídos como la de los hijos justos de Dios – para probar la ley y sea reprobado por la ley, para experimentar con el uso de la energía de la Palabra y aprender por la ley del karma los efectos de las causas buenas y malas puestas en movimiento.

Si, tú puedes revertir la marea de cualquiera y de todas las flechas de indignación, de la energía errónea que puedes encontrar en la puerta de tu casa; pero no puedes tomar la ley por tus propias manos ni tampoco la sentencia. En la conclusión del tema, pertenece al Señor, a sus emisarios y a los Maestros Ascendidos. Y la propia ley, inexorable como el círculo de la vida; hará su obra perfecta.

A los chelas de los Maestros Ascendidos, yo les doy la autoridad para ser la presencia de la Palabra y su sentencia. Dejemos que esa presencia y que esa Palabra libere la Luz del juzgamiento a través de ti, pero mirad de no obstaculizar la Palabra ni excluir la sentencia. Porque Dios y solo Dios es el Creador, Preservador y Destructor de mundos dentro y fuera de otros mundos.

He aquí, estoy con vosotros; así como clamas el grito de la victoria y la vida triunfante, así como afirmas lo bueno y niegas lo malo; liberando tus expresiones en el templo, ya sea “Sí, sí; no, no.” Yo estoy contigo en el desafío de los demonios, quienes han invadido el templo de la gente, los demonios que son los impostores del Espíritu Santo, de los verdaderos gurús y chelas, quienes hablan con una desenfrenada lengua, los mismos que son el instrumento disoluto, estoy con vosotros, así como te atreves de desafiar a los enemigos del Señor Dios Todopoderoso, quienes han tomado en sus propias manos esa venganza que pertenece al Señor. Porque Él ha dicho: “Mía es la venganza, yo te recompensaré.”

El retorno de las energías del bien y del mal, funcionan como un reloj a través de todos los ciclos de las galaxias, las obras y palabras buenas o malas; volverán a la puerta de todos y cada uno, sin interferencias o la intercesión de los impostores del Espíritu Santo, quienes se han puesto ellos mismos como mensajeros de Dios, dando instrucciones a la gente sobre magia negra, los cuales si continúan; no solo destruirán sus cuerpos, sino también sus almas.

Así expuestos por el Ojo-Vidente de Dios que todo lo ve, aquellos que vienen con la mala intención de destruir las almas de la gente en el infierno, mientras que se presentan como salvadores del mal, son vistos como los destructores quienes aniquilarán a la gente, enredándolos en el sendero de la mano izquierda de los ángeles caídos.

Dejemos aquellos que se decidan a usar sus lenguas como instrumentos de la voluntad del Espíritu Santo, así como del Padre, del Hijo; ahora también debemos usar la lengua como instrumento del fuego sagrado de la Madre. Porque el poder de la Palabra, es la base de todos los regalos del Espíritu Santo – inclusive la Palabra de la sabiduría, la Palabra del conocimiento y de la fe; que mueve montañas a través de la Palabra hablada, los regalos de curación que vienen con la autoridad de la Palabra de Cristo, los milagros que se manifiestan por la alquimia de la Palabra, la profecía que extiende edificación, exhortación y confort por el poder de la Palabra y el discernimiento de los espíritus, por la espada puntiaguda que proviene de la boca del Fiel y Verdadero ser.

Si, dejemos que todas las lenguas y la interpretación de todas las lenguas sea del Espíritu Santo, así como la llama de la Madre dentro de ti, es siempre la corriente pura de la inocencia implementando la voluntad del Padre, la sabiduría del Hijo y del amor del Espíritu Santo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *