Categorías
Iluminación

Dios Realidad

Dios realidad

Dios Realidad

Nosotros compartimos algunos párrafos, que sólo logran revelar algunas verdades que pueden hacer la diferencia en nuestro sendero hacia la ascensión. ¡Puedes hacer una invocación para recibir las energías de la Presencia de Dios! ¡Busca la atribución del poder de tu Ser-Crístico! Y si tú no tienes un buen karma para llevar estos poderes, entonces haz un llamado en el nombre de Dios, para pedir a tu Poderosa Presencia Yo Soy y a tu Santo Ser-Crístico; que actúe en tu nombre, para corregir los males de las civilizaciones de este planeta.

Hay muchas injusticias en la tierra, pero amados, no cometan el error en pensar que ustedes son impotentes en solucionar estos. Porque el poder de la Palabra de Dios es infinita. El poder y la devoción de tu corazón arneses esa Palabra. Por lo tanto, la simple invocación de un solo devoto, puede dar lugar como resultado a que se resuelvan problemas de grandes proporciones que no han sido solucionados en siglos.

Si, el Espíritu santo, el Maha Chohán, ha venido en esta noche y te ha bendecido con gran amor. Y tú has aprendido a apreciar qué elevada es la vibración de ese gran amor y así como es de grande también debe ser tu calma interna para recibirlo. Pero no te aflijas, amado, porque no existe un amor perdido en el cosmos y volverá a ti en su propio buen ciclo, así como tú, mientras tanto te conviertes en un gran imán de confortante amor.

Si, amado, tú vives en los planos del ser. Tú vives en los compartimientos del tiempo y del espacio. Pero tú sabes que el átomo permanente de tu ser, la porción de ti, que es el Dios-Realidad, es el Todo-Poder de Dios en manifestación. Por lo tanto, mientras tú haces esa invocación en nombre de ese Dios-Realidad; así debes entender que esta es satisfecha y multiplicada por la Palabra eterna.

Acelera, entonces el altar de Dios.

¿Dónde entonces debes acelerar si no al Señor, quien tiene la Palabra de la Vida? – hasta el punto de la llama del fuego sagrado, allí donde estarás en paz, donde estarás dispuesto de que las paredes logren desollar de ti esa nada que tú no necesitas más y puedas estar repleto del ese algo, el mismo que es eterno, Ser-eterno; si, inclusive, esa llama de la mente del Buda.

Observa esa llama que se consume ante tus ojos y convéncete de que una sola llama es una parte de la conflagración de mundos. Y la conflagración de mundos también se ha iniciado, porque este es el significado del cambio hacia el año nuevo. Y esto es porque las fuerzas de la Luz están ganando una gran porción de la batalla, que la conflagración ya ha comenzado. Una poderosa antorcha ha sido encendida esta noche por Sanat Kumara y dicha antorcha ha sido colocada en las poleas acanaladas y envolturas de la tierra. Así, las capas se están consumiendo, así como la espada corta y continúa cortando los velos de la ilusión.

Y el fuego ardiente, es el fuego ardiente de Dios, el mismo que es un fuego sagrado, una llama violeta, si es tu voluntad – llamas en todas las dimensiones y vibraciones. La alquimia está en efecto. Dejad que alcance tu corazón. Dejad que se fusione con tu cuerpo y mente. Sí, amado, el Espíritu Santo realizará una labor poderosa en ti; siempre y cuando te coloques en ese punto de disponibilidad; en ese punto de Unidad, en ese punto de un corazón infantil, en ese punto de gran confianza, en la confianza simple de Dios.

¡OH, lo industrioso de los Santos! ¡OH, aquellos que tienen la actividad del Señor y de la Madre Divina! Sí, la acción produce mucho fruto. No pierda más su tiempo en charlas ociosas. Yo necesito esas energías, amado, así como también tú. Muchos fíats deben ser decretados hasta que el peligro haya sido sacado de encima. Tú debes continuar, sabiendo que el enemigo nunca se dará por vencido y tampoco estará dispuesto de darte la victoria.

Así como el Morya dice, no tomes nada como si te lo hubieran concedido. Pero determina que tu corazón con la voluntad de Dios se convertirá como el acero y mucho más, así; como el “vajra” de los Budas. Si, amado, dicha voluntad y resolución ha ganado muchas batallas, pero por supuesto; la acción debe seguir adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *