Categorías
Iluminación

Destruyendo la Imagen Sintética

Ego1

Destruyendo la Imagen Sintética

El primer plano de tu vida, es la pantalla de tu conocimiento consciente; tu atención, es la palanca que elige y dirige las imágenes que son proyectadas sobre la pantalla. Eso hace el compuesto de la identidad de la gente, como el Ser Real – Tú, diciendo, “Esta es tu vida”, cuando en realidad esto no es todo, porque el sintético Tú, está hecho a imagen de la mortalidad, nunca es el ser real – Tú – el ser quien afirma; “Yo Soy.”

El sintético Tú, está acostumbrado de hacer ciertas declaraciones como “Yo estoy enfermo”, “Yo estoy cansado”, “Yo soy pobre”,  “Yo estoy solitario.” Estas expresiones sintetizan el Tú – irreal – y levanta a esas condiciones embarazosas del alma, las cuales nunca son verdaderas del Ser Real; quienes no podrán o no proferirán dicha astringente blasfemia. Es la siempre máscara sintética – la impostora, la falsificadora del Hombre Real – quien afirma así; es porque el patrón de tus hábitos están compuestos en una mano en el falso razonamiento de tu mente carnal y en la otra, el torrente emocional que riega el río principal de la carrera de la conciencia.

La cruda colección de pensamientos y sentimientos, se engendran en la mente subconsciente del populacho, forma una masa de identidad cuyo nombre es Legión. Es una síntesis de la imagen sintética y esta identidad está estampada en el molde de la masa del efluvio. Conformando al más bajo denominador común de la conciencia humana, esta legión es incapaz, por razón de su origen, de formar una alianza con la natural perfección del universo y sus leyes inmutables. Este conglomerado global de energías parecidas a una pesadilla, es el traidor de cada corriente de la vida y del plan divino para esta tierra, esto ha ocasionado que haya un atraso en los frutos espirituales de la era de oro; mucho tiempo atrás enunciado, tanto por los hombres como por los ángeles.

La liberación de las hordas de la oscuridad, debe venir primero a las personas, antes que puedan venir al planeta en su totalidad. Pero cada hombre deberá ganar su propia libertad logrando soltar su conciencia – sus pensamientos y sus sentimientos – de las desequilibradas y caóticas fuerzas del conformismo de las masas, que están dispuestas en cualquier momento de barrerlo a él dentro de los trasfondos del miedo, depresión, obsesión, confusión mental y enajenación emocional. Cuando la persona hace un esfuerzo para desafiar a la imagen sintética, pareciera como si estuviera confrontando a todo el mundo. Y así es él, porque en la sociedad sintética, lo Real ya no es visto como lo que es, sino como el producto de la imaginación de algunos hombres y aquel que se alinea así mismo con lo Real, encuentra que sus enemigos son de este mundo y sus aliados del siguiente.

Aquí en la corriente principal de vida sobre el planeta, el poder de los diversos medios de comunicación, intentan moldear la opinión pública, para así mantener viva la imagen sintética casi en su totalidad. Los libros, revistas, periódicos, televisión, radio, teatro y películas ejercen una enorme influencia sobre la mente de los hombres; controlando sus gustos, sus costumbres, sus modas e incluso su política, como si fuera de una masa hipnótica. Utilizándose correctamente, los medios de comunicación, pueden ayudar al hombre espiritualmente, así como en su desarrollo material; pero utilizándose incorrectamente, pueden convertirse en un monstruo de creaciones sádicas, que amenazarían con reducir a la persona como un animal y a su civilización como una “Hacienda de animales.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *